(CNN) - El viaje a una de las maravillas de EE.UU. terminó en una tragedia... poco natural.

Un hombre de 23 años de Oregon básicamente se desintegró dentro de una fuente termal en el Parque Nacional de Yellowstone en Wyoming después de que cayó por accidente en el agua de un géiser.

El extraño incidente ocurrió en junio, cuando Colin Nathaniel Scott fue al parque con su hermana.

Según un informe recientemente divulgado por las autoridades del parque, Scott y su hermana fueron a una zona no autorizada en la cuenca de géiseres de Norris.

"Se estaban moviendo específicamente en esa zona para encontrar un lugar en que pudieran entrar y nadar", dijo el guardián del parque Lorant Veress a KULR, afiliada de CNN. "Creo que lo llaman hot potting".

Scott se había agachado a revisar la temperatura del manantial y se resbaló y cayó al agua. Los rescatistas encontraron después el cuerpo de Scott dentro de la piscina natural pero no pudieron recuperarlo debido a una tormenta eléctrica en la zona. Cuando regresaron al día siguiente, no encontraron restos dentro de las aguas termales y ácidas de la fuente.

"Había una cantidad significativa de (restos en) disolución", dijo Veress.

Los géiseres y fuentes del parque son ácidos porque son alimentados por las aguas termales del subsuelo que recogen ácido sulfúrico cuando emerge a la superficie. El ácido sulfúrico es producido por los microorganismos que descomponen el sulfuro de hidrógeno en las rocas y el suelo.

La hermana de Scott estaba grabando en su celular cuando el joven cayó, pero el servicio de parques no divulgó el video.

Veress enfatizó en la importancia de que los visitantes al parque obedezcan todas las señales de advertencia.

"Debido a que (Yellowstone) es una zona salvaje y no ha sido muy alterado por los humanos para hacerlo más seguro, tiene sus peligros", dijo.