(CNN Español) - El cambio de gobierno en Argentina hace ya casi un año trajo de la mano de Mauricio Macri un giro de 180 grados para muchos aspectos de la política económica de ese país, algo que fue especialmente bien acogido por los mercados internacionales desde sus comienzos.

Pasado ya un cierto tiempo, hemos dedicado GloboEconomía esta semana a preguntarnos si realmente esos mercados siguen manteniendo esas expectativas con más o menos intensidad.

Y la conclusión es que el momentum sigue ahí, pero que las elecciones del próximo año y los números de la economía en los primeros 12 meses del gobierno Macri van a ser una prueba muy importante que es necesario superar.

Queda claro que el mercado tiene sólidas expectativas para el futuro de la economía argentina, porque, por ejemplo, cree firmemente en algunas circunstancias de éxito del país, como son sus ricos recursos naturales o la buena preparación profesional de buena parte de su población. Pero también que las muchas marchas adelante y atrás de las políticas económicas del país a lo largo de su historia son un factor de escepticismo, que es ahora necesario desmontar con hechos.