(CNNMoney) - México acaba de mostrar sus primeras señales de su "plan de contingencia" a la presidencia de Donald Trump.

Para salvar al devaluado peso mexicano, el banco central, Banxico, aumentó la tasa de interés este jueves, diciendo que la elección estadounidense es la principal razón para la medida.

"El panorama para la economía mundial se tornó más complejo, entre otros factores, como consecuencia del proceso electoral llevado a cabo en Estados Unidos y su resultado", dice Banxico en un comunicado.

Banxico aumentó las tasas de interés en 50 puntos base, o un 0,50%. Los inversionistas no creen que sea suficiente. El peso estuvo estable en el día, pero tras el anuncio cayó 1% con respecto al dólar.

"Los mercados estaban esperando algo más", dijo Carlos Serrano, economista jefe de BBVA en México.

Las autoridades del banco central también dijeron que la victoria de Trump es la razón principal detrás de la volatilidad en los mercados de acciones. EL mercado de valores IPC de México ha caído 6% desde el inicio de noviembre.

Trump dice que desde el primer día de su presidencia quiere empezar a renegociar, o derogar, el TLCAN, el tratado comercial entre México, Canadá y Estados Unidos.

Acabar con el TLCAN afectaría de forma grave la economía de México, dicen los expertos, y ese tipo de amenazas son la razón clave por la que el peso mexicano ha perdido 15% de su valor frente al dólar este año.

Trump también ha amenazado con aumentar 35% los aranceles de productos hechos en México y vendidos en Estados Unidos. Y quiere que México pague por un muro en la frontera entre ambos países. Trump sugirió que que podría gravar las remesas enviadas a México para así poder pagar el muro.

El gobernador del banco central, Agustín Carstens, intentó calmar a los mexicanos y a los inversionistas antes de la elección, diciendo que él y el ministro de Finanzas, José Antonio Meade, tenían un "plan de contingencia" en caso de que Trump fuera elegido.

Pero cuando Trump ganó, el peso mexicano cayó a un mínimo histórico y las autoridades mexicanas no presentaron ninguna acción inmediata.

La decisión de Carstens de aumentar las tasas el jueves es el primer intento de México de prepararse para la presidencia de Trumo, algo que antes de la elección Carstens había descrito como un posible "huracán".

Con información de Nick Parker