(CNNMoney) - La casa de la reina Isabel II — el Palacio de Buckingham— está a punto de someterse a una importante restauración.

El gobierno de Reino Unido anunció planes para invertir 369 millones de libras esterlinas (458 millones de dólares) para reemplazar cables y tuberías de la propiedad que tienen más de 60 años de antigüedad. El diseño total y exterior del palacio de 775 habitaciones permanecerá igual.

“El proyecto busca prevenir riesgos serios de fuego, inundaciones y daños tanto del edificio como de la invaluable Colección Real de arte que pertenece a la nación”, dijo el Departamento del Tesoro de Reino Unido.

Se espera que la reforma de 10 años ayude a mejorar el acceso de los visitantes.

El Palacio atrae a millones de turistas cada año y ha sido la residencia oficial en Londres de los soberanos de Reino Unido desde 1837.

El trabajo de construcción más importante empezará en abril de 2017.

Un portavoz del Palacio de Buckingham dijo que la reina seguirá viviendo en el edificio durante el proceso de remodelación.

El Palacio de Buckingham en Londres es la residencia oficial de la reina Isabel II.

El Palacio de Buckingham en Londres es la residencia oficial de la reina Isabel II.

Quienes vigilan los fondos anuales de la familia real dicen que el trabajo es fundamental. Ellos recomiendan que las subvenciones anuales del gobierno a la familia real suban en un 67% durante los próximos 10 años para pagar el trabajo.

Actualmente la familia real obtiene unos 40 millones de libras (50 millones de dólares) por año para costos relacionados con viajes, mantenimiento de la propiedad y asuntos oficiales. Los negocios y propiedades de la familia real generan cientos de millones de libras cada año, mucho de ese dinero termina en las arcas del gobierno.

El Parlamento británico aún tiene que aprobar el proyecto. Los legisladores deben ser compresivos sobre la necesidad de las remodelaciones porque su propia sede — el Palacio de Westminster— también está cayendo en decadencia.

El complejo incluye los edificios parlamentario y la torre del reloj Big Ben.

Un comité parlamentario recomendó recientemente que el complejo entero tuviera una renovación que costaría al menos 3.500 millones de libras (4.300 millones de dólares). El comité advirtió sobre la presencia de asbesto en los edificios, una extensiva decadencia de la mampostería y problemas de plomería.

El comité dijo que el parlamento “debe actuar ahora” para que el trabajo de restauración pueda empezar a principios de la próxima década.

Simon Cullen de CNN contribuyó con este reporte.