(CNN Español) - El presidente venezolano Nicolás Maduro dijo que espera trabajar de cerca con el presidente electo, Donald Trump, a quien en 2015 había llamado "bandido" y "ladrón".

"Aspiro, espero y trabajaré para que, con la próxima presidencia de Estados Unidos, con Donald Trump, la Venezuela Bolivariana, independiente, pacífica y revolucionaria, tengamos las mejores relaciones de respeto con Estados Unidos", dijo Maduro el domingo, en su programa semanal en la televisión estatal.

Maduro agregó que espera superar los errores cometidos por las dos administraciones estadounidenses anteriores.

"Aspiro a tener las mejores relaciones con los estadounidenses, las mejores relaciones el presidente electo Donald Trump y que podamos superar los errores cometidos contra Venezuela y Latinoamérica, errores serios hechos por George Bush y, desafortunadamente, por el presidente (Barack) Obama".

Maduro dijo que la victoria de Trump se debió al hartazgo entre los estadounidenses del "neoliberalismo, el desempleo, los bajos salarios y la falta de oportunidades".

En 2015, Maduro llamó a Trump "bandido" y "ladrón", en respuesta al discurso del magnate en el que anunció su candidatura y acusó a México de enviar "criminales" a Estados Unidos.

El mandatario venezolano dijo que en reiteradas ocasiones emplazó a establecer acciones para mejorar las relaciones con el gobierno de Barack Obama, quien en marzo de 2015 firmó el decreto que señala a Venezuela como una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos, documento que fue ratificado este año.

“Desde que me juramenté, no ha habido un día que no intentado tener relaciones de diálogo con Obama. Y me siento frustrado por no obtener respuesta positivo de su administración. No ha contestado mis cartas”, dijo.

No obstante, Maduro anunció que enviará otra carta a Obama para solicitar, antes de que entregue su mandato, derogar el decreto.

"Esta semana le voy a enviar una carta personal al presidente Obama, y voy a garantizar que le llegue en sus manos, dándole las razones constitucionales, humanistas, históricas, las razones de la legalidad internacional para que antes de entregar la Presidencia de Estados Unidos proceda a derogar el decreto infame contra Venezuela. No somos amenaza, Obama".