(CNN) - En su última conferencia de prensa en el extranjero, el presidente Barack Obama llamó al mundo a "esperar y ver" qué pasará en la presidencia de Donald Trump en términos de políticas, pero añadió que estará "atento" por si los "ideales" de Estados Unidos se ponen en entredicho.

Al cerrar la cumbre de Cooperación Económica Asia-Pacífico en Lima, Perú, en su último viaje al extranjero, pasó gran parte de su tiempo respondiendo a preguntas sobre lo que significará la presidencia de Trump para sus aliados internacionales así como la influencia de Estados Unidos en todo el mundo.

Obama reconoció que no dudaría en ser crítico con respecto a la presidencia de Trump si es "necesario".

"Quiero ser respetuoso del cargo y dar al presidente electo la oportunidad de presentar su plataforma y sus argumentos sin que alguien esté atizando a cada momento", dijo Obama.

"Si hay aspectos específicos que tienen menos que ver con alguna propuesta o batalla, pero van contra cuestiones fundamentales de nuestros valores y nuestros ideales, y si creo que es necesario o útil que los defienda, entonces lo examinará cuando sea el momento".

El presidente también reiteró que aunque "no puede garantizar" que Trump no persiga algunas de sus posturas adoptadas en la campaña electoral, el presidente dijo que la realidad lo "obligaría" a "ajustar" la forma en que aborda esos temas.

Obama también hizo hincapié en la importancia de la influencia de Estados Unidos en el mundo, diciendo que ningún otro país es capaz de "llenar el vacío".

"Nosotros no vamos a ser capaces de resolver todos los problemas... pero si no estamos en el lado de lo que es correcto, si no damos los argumentos y peleamos por ellos, incluso si algunas veces no somos capaces de cumplir al 100%, entonces todo colapsaría", dijo el presidente Obama a la prensa.

"No hay nadie que llene el vacío", dijo.

Obama reconoció que otros países como China son "muy importantes", pero dijo que no contribuyen en la misma escala. Poniendo como ejemplo el acuerdo sobre el clima de París dijo: "China no organizaría a 200 naciones para firmarlo".