(CNN) - Proteger al presidente electo Donald Trump y a su familia le cuesta a la ciudad de Nueva York más de un millón de dólares al día, según indican tres funcionarios de la ciudad.

Y esos costos no necesariamente se reducirán cuando se mude a la Casa Blanca.

Eso debido a que se espera que Melania Trump y su hijo de 10 años, Barron, se queden en su casa en la Torre Trump en Manhattan, al menos hasta el final del año escolar. Y Donald Trump ha indicado que tiene planes de regresar a casa regularmente, especialmente cuando su familia aún viva ahí.

Al valor hay que sumarle el costo de los policías asignados a los hijos y nietos de Trump, quienes también tendrán protección del Servicio Secreto, dijo John Miller, vicecomisionado de inteligencia y contraterrorismo del Departamento de Policía de Nueva York, a WCBS el lunes. Todos ellos viven en esa ciudad, y todos tienen derecho a recibir protección del Servicio Secreto.

"La prioridad número uno es la seguridad. Le debemos eso al presidente electo, a su familia y a su equipo", dijo el alcalde de Nueva York Bill de Blasio en una conferencia de prensa el viernes. Pero De Blasio dijo que la ciudad necesitará ayuda con otros costos, particularmente las horas extras de los policías.

161121164610-trump-nyc-protection-780x439

"Esto es un asunto muy sustancial. Requerirá recursos sustanciales", dijo. "Empezaremos la conversación con el gobierno federal pronto sobre el reembolso para el Departamento de Policía de Nueva York por algunos de los costos en los que estamos incurriendo".

Aunque la responsabilidad primaria de la protección del presidente, o el presidente electo, le corresponde al Servicio Secreto, y la policía local está encargada de ayudarlos, particularmente en el control de los movimientos del público general.

Cada presidente debe tener protección policial local cuando regresan a casa durante sus periodos de gobierno. Pero proteger a Trump en Nueva York es particularmente costoso, debido a que vive en el barrio más densamente poblado de la ciudad más grande del país.

"Nunca hemos tenido una situación en la que un presidente de Estados Unidos esté aquí con tanta frecuencia", dijo de Blasio. "Los detalles de sus planes futuros son desconocidos, pero ciertamente sabemos que en los próximos 65 días [hasta la posesión] él estará aquí de forma frecuente. El Departamento de Policía de Nueva York puede asumir el reto y la ciudad también, no tengo duda de eso".

La ciudad ha buscado y recibido reembolso por proteger líderes mundiales en el pasado, como cuando los jefes de Estado visitan las Naciones Unidas, dijo De Blasio. Los registros de la ciudad muestran que ha recibido 26 millones dólares en reembolsos por ese tipo de gastos en los 12 meses anteriores que terminaron el 30 de junio, o alrededor de 500.000 dólares a la semana. Pero el hecho de que la ciudad tenga que proteger a Trump frecuentemente es algo sin precedentes, dijo De Blasio.

"Esto [las previas labores de protección] se ven pequeñas, obviamente", dijo. "Tendremos que establecer una nueva serie de reglas".

La policía ha puesto barricadas alrededor de la Torre Trump en la Calle 56 con 5ta Avenida, justo en el centro de la ciudad. Aunque una cuadra de la calle 56 básicamente ha sido cerrada para el tráfico, la 5ta Avenida permanece abierto, aunque el tráfico en esa vía principal se ha visto afectado.

Y mientras Trump se mueva a lo largo de la ciudad, la policía debe cerrar las calles según el traslado. Por ejemplo, el túnel Lincoln estuvo cerrado al tráfico en la tarde del viernes durante la hora pico cuando Trump se dirigía a Nueva Jersey.