(CNN) - Un juez de Londres declaró culpable a Stephen Port, de 41 años, acusado de la muerte de cuatro hombres. Los asesinatos ocurrieron en un periodo de 15 meses, entre junio de 2014 y septiembre de 2015.

Port conocía a los jóvenes a través de sitios web de citas gais y los atraía con la promesa de un romance o de tener sexo en su apartamento del este de Londres, donde mezclaba sus bebidas con drogas y luego los violaba mientras estaban inconscientes y agonizantes.

Luego, según la policía y los fiscales del caso, dejaba los cuerpos de sus víctimas en diferentes lugares de su barrio, Barking, al este de la ciudad. Incluso dejaba drogas en los cadáveres o notas suicidas para que pareciera que esas personas habían muerto por sobredosis.

Port también fue condenado por drogar o agredir sexualmente a otras siete víctimas que sobrevivieron.

Las autoridades dijeron que el acusado hallaba a sus víctimas a través de Grindr y otras aplicaciones o sitios web de citas usadas por homosexuales.

Cuando se encontraba con sus víctimas, mezclaba en las bebidas cantidades fatales del fármaco GHB o ácido gamma-hidroxibutírico, también conocido como éxtasis líquido.

Port será sentenciado este viernes y enfrenta una posible cadena perpetua.

El asesino serial negó los cargos en su contra, pero fue hallado culpable de la muerte de los estudiantes de modas Anthony Walgate, de 23 años; Gabriel Kovari, de 22 años, que era originario de Eslovaquia; del chef Daniel Whitworth, de 21 años; y del conductor de camiones Jack Taylor, de 25 años.

Investigarán otros 58 casos

La Policía Metropolitana de Londres dice que está revisando los casos de al menos 58 muertes por uso de drogas, en medio de preocupaciones de que podrían estar relacionadas con los asesinatos por los cuales será condenado Stephen Port.

Las investigaciones serán reabiertas para establecer si están vinculadas con actividades de "chemsex”, una práctica de sexo entre hombres que consumen drogas.

Una comisión independiente de la Policía investiga la manera en que los agentes asignados a las pesquisas manejaron los casos luego de que algunos admitieran que, inicialmente, no trazaron un vínculo entre las cuatro muertes atribuidas al asesino serial.

En un comunicado, la Policía dijo que investiga otras muertes relacionadas al uso de GHB, una sustancia que puede ser usada como una “droga para violar” cuando se mezcla con alcohol.

“Los análisis recientes de la Policía Metropolitana de Londres identificaron al menos 58 muertes por envenenamiento con GHB en todo Londres, entre junio de 2011 y octubre de 2015”, dijo la institución, pero añadió que “no hay nada que sugiera que esos casos están vinculados con Port”.

“Se desconoce si esas muertes estaban relacionadas con actividades de ‘chemsex’”, agregó la policía.

Muchos de esos casos ni siquiera fueron investigados por la Policía sino que fueron remitidas al forense para que determinara la causa de la muerte.

Siete agentes, incluidos inspectores, están bajo investigación por mala praxis. Fueron notificados de que su manejo de los cuatro asesinatos de Port están bajo escrutinio judicial.

Otros diez agentes han sido acusados de faltas graves.

Las indagatorias están relacionadas a cómo los funcionarios respondieron a las cuatro muertes antes de que la investigación por homicidio iniciara, incluyendo la naturaleza del trabajo de investigación, cómo examinaron las pruebas y cómo fueron consideradas las similitudes entre los casos.

El juicio a Stephen Port ha llevado a la policía a emitir una alerta de seguridad por las aplicaciones de citas.

Ha habido un incremento de seis veces más reportes de delitos de violación relacionadas con citas en línea, en un periodo de cinco años, según la Agencia Nacional Británica de Crimen.

Las estadísticas recientes han identificado un incremento en el número de personas que fueron violadas durante su primer encuentro cara a cara tras un contacto inicial a través de sitios de citas en Internet o por aplicaciones.

184 personas reportaron que fueron violadas por alguien que conocieron a través de sitios web o aplicaciones en 2014, frente a las 33 en 2009.

El número de personas que reportan haber sido violadas por alguien que conocieron en Internet es el doble de las que dijeron haber sido atacadas por personas que se hacían pasar por conductores de taxis.

85% de las víctimas son mujeres y el 15% son hombres. De los hombres, 25% de las víctimas tenían entre 15 y 19 años. El Servicio Nacional Ciudadano (NCS por sus siglas en inglés) publicó una nueva guía para ayudar a los usuarios de citas por Internet y aplicaciones a reducir el riesgo.

“Más de nueve millones de británicos se han inscrito en sitios web de citas y la mayoría de ellos ha encontrado que es un ambiente conveniente y seguro para encontrar una relación”, dijo Sean Sutton, de la sección de Análisis de Crímenes Graves de la Asociación Nacional de Comunicación.

“Este trabajo inicial claramente plantea muchas preguntas y trabajaremos con la academia para construir un cuadro más completo. Sin embargo, tomará tiempo y queríamos publicar nuestros primeros hallazgos tan pronto como fuera posible”, añadió Sutton.

Con información de Hilary Clarke y Brandon Griggs de CNN Londres.