(CNN Español) – Faltando apenas un mes para Nochebuena, en Ecuador quieren aprobar una ley que decrete más días festivos. Ahora, no se trata de crear nuevos feriados sino de pasar aquellos que caen en fin de semana a viernes o lunes.

La idea detrás de la iniciativa es potenciar el turismo en el país, especialmente en las zonas afectadas por el terremoto del pasado 16 de abril y cuya recuperación le costará al gobierno, según sus propias estimaciones, hasta 3.349 millones de dólares.

Esta semana, la Comisión de los Derechos de los Trabajadores, encargada del proyecto de ley para aumentar los feriados, aprobó con 10 votos a favor el informe para el primer debate, que será el próximo martes.

Se prevé que “cuando los feriados caigan martes, miércoles y jueves se correrán al viernes, excepto el 25 de diciembre, 1 de enero y martes de carnaval”, explicó un comunicado publicado en la página oficial de la Asamblea Nacional de Ecuador.

En dicha publicación, Marllely Vásconez, presidenta de la Mesa Legislativa, aclaró que si la ley es aprobada antes de Navidad, los festivos del 25 de diciembre y el 1 de enero, que caen en domingo, serán trasladados al lunes siguiente.

Además, la comisión también dejó claro que durante los festivos serán garantizados todos los “servicios públicos básicos de salud, bomberos, aeropuertos, terminales aéreos, terrestres, marítimos y fluviales”. También se fijó un calendario mínimo anual “de feriados o puentes” que “no es lo mismo que los días de descanso obligatorio”.

Como las labores productivas no deben paralizarse y cumplir “con todos los horarios”, el proyecto busca que “ese tiempo se compense a los trabajadores con la asignación de otro tiempo de descanso o el pago de horas extras”.

Las centrales sindicales, a través de dirigentes del Parlamento Laboral Ecuatoriano y de la Central Unitaria de Trabajadores, respaldaron la propuesta de los días festivos. Según reportó la página oficial de la Asamblea Nacional, aseguraron que “es importante la contribución de una sociedad que pueda en términos de turismo acompañar al desarrollo y mejoramiento de las condiciones de vida de la población, sobre todo las afectadas por el terremoto”.

En este sentido, Mario Molina, de la Central Unitaria, declaró que “hemos considerado y observado que el país necesita de la inyección del turismo para fortalecer la economía”.

Por su parte, la Federación Nacional de Cámaras Provinciales de Turismo calificó la reforma a los días festivos como esencial para el desarrollo turístico del país. Iván López, miembro de esta organización, aseguró ante la Comisión de los Derechos de los Trabajadores que el turismo representa la tercera fuente de ingresos no petroleros de la economía nacional.

Este proyecto fue planteado originalmente por el gobierno del presidente de Ecuador Rafael Correa. El pasado 12 de octubre, el Ejecutivo envió la propuesta a la Asamblea General de Ecuador para su correspondiente trámite.

El proyecto señalaba que “conforme a las leyes antes mencionadas se fijan los feriados y sus posibles traslados, los cuales inclusive pueden coincidir con los días sábados y domingos, en cuyo caso, no hay jornada de descanso adicional, lo que impide un mayor desarrollo del turismo”.

En esta línea, la comunicación que publicó el portal de la Asamblea Nacional, cuando Correa presentó el proyecto y se anunció que este quedaría en manos de la Comisión de Trabajadores, reportó que para el mandatario es “necesario promover aún más el desarrollo del turismo en el territorio nacional, con lo que seguramente se beneficiarán, en especial, las poblaciones de Manabí y Esmeradas principales afectadas por desastre natural”.

Ecuador es uno de los países de la región con menos festivos: solo tiene ocho al año. Lo que contrasta con naciones como Colombia que tiene 18, Argentina y Chile, con 15 cada uno, y Brasil con 12.