(CNN Español) - La Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), presentó este jueves su informe anual de actividades, durante un acto llevado a cabo en la sede del Ministerio Público en Ciudad de Guatemala.

En el evento, el comisionado de la CICIG, el colombiano Iván Velásquez, presentó el noveno informe de la entidad sobre el país, en el que se expusieron los avances en once casos de corrupción que se vienen investigando, entre ellos los denominados “La Línea”, “Cooptación del Estado” y “Terminal de Contenedores Quetzal TCQ”.

En el pronunciamiento, Velásquez aseguró que “si no se cambian las reglas del sistema el pasado volverá con más fuerza”, en referencia a casos como “La Línea”, que desembocó en la renuncia del presidente Otto Pérez Molina el 3 de septiembre del 2015 y su posterior envío a prisión.

Para Velásquez, quien asumió sus funciones como cabeza de la CICIG el 1 de octubre del 2013, el año 2015 marcó un antes y un después en la lucha contra la corrupción en el país centroamericano por la sensación generalizada y la indignación que se desató tras los descubrimientos publicados.

“Si Guatemala quiere construir un futuro en el que prevalezca el bien común para todos sus habitantes sin excepciones y sin exclusiones, tiene que comprometerse a erradicar la corrupción”, agregó el comisionado.

El informe, publicado en la página web de la CICIG, se asegura que la reorientación estratégica que sufrieron las investigaciones penales llevadas a cabo por el ente permitió el descubrimiento de redes políticas económicas ilícitas (RPEI). Según consta en el documento, “la estrategia implementada dio como resultado que entre 2014 y 2016, se investigaran y judicializaran casos que revelaron la grave penetración de las RPEI en algunas instituciones del Estado e incluso en el sector privado”.

Iván Velásquez, comisionado de la CICIG.

Iván Velásquez, comisionado de la CICIG.

Sobre el caso La Línea, la CICIG hace un completo resumen de cómo operaba la red que defraudaba el sistema de aduanas en el que se menciona un activo papel del expresidente Pérez Molina y la ex vicepresidenta Roxana Baldetti.

En cuanto al caso “Cooptación del Estado”, la CICIG asegura que “se construyó a partir del seguimiento minucioso del dinero y bienes de los cabecillas de La Línea y de sus testaferros, detectándose en ese sentido la existencia de un grupo de empresas fachada o de cartón”. Según el ente, los dineros provenientes de este esquema, aportados por “comerciantes, grupos empresariales vinculados a medios de comunicación, empresarios de la construcción y banqueros, entre otros” fueron a parar a las arcas del Partido Patriota (el de Pérez Molina) para las elecciones presidenciales del 2011.

En este momento, tanto Pérez Molina como Baldetti y los demás integrantes de la red de corrupción están siendo procesados por las autoridades guatemaltecas, encabezadas por el Ministerio Público.

Precisamente este ente estatal, según informó el diario La Prensa Libre, presentó un recurso de reposición ante una acusación contra Velásquez interpuesta por la Fundación Contra el Terrorismo, acusándolo de la muerte del exministro de Finanzas Públicas Pavel Centeno.

La jueza Anabella Acevedo determinó que el caso contra Velásquez no procedía ante el recurso presentado por el Ministerio Público por la inmunidad de la que gozan tanto el comisionado de la CICIG como todos sus integrantes.

Centeno murió durante un allanamiento a su casa llevado a cabo por el Ministerio Público y la Policía Nacional Civil (PNC), en el marco de las investigaciones del caso “La Línea”.