(CNN Español) - El Poder Judicial de Perú dio a la exprimera dama Nadine Heredia un plazo de 10 días para regresar al país y afrontar la investigación fiscal por presunto lavado de activos; de no hacerlo le advierten que podrían pedir prisión preventiva, anunció la Segunda Fiscalía Supraprovincial de Lavado de Activos y Pérdida de Dominio.

La polémica, que debía resolverse en una audiencia programada para definir si ella podía residir en el exterior, no terminó muy bien para la esposa de Ollanta Humala.

Además de tener apenas 10 días para regresar al país, no puede ejercer el cargo en la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés).

La medida se informó a través de una resolución de la Segunda Fiscalía Supraprovincial de Lavado de Activos y Pérdida de Dominio. Y, como toda decisión judicial, no es opcional. De hecho, el titular de este despacho, Richard Concepción Carhuancho, puntualizó que si Heredia no cumple con este requerimiento el fiscal del caso, Germán Juárez, “podrá pedir una medida más gravosa, como la prisión preventiva”, como ya lo hizo, reportó la agencia Andina.

De hecho, Carhuanco insistió “se trata de un requerimiento y se tomarán medidas en caso de incumplimiento”, al final de una diligencia judicial que duró más de tres horas. Además, recordó que Heredia está siendo investigada y su comparecencia es restringida. De esta manera, “debe tener un domicilio en el Perú, no en el extranjero, porque primero está el interés en el proceso que se le sigue”, manifestó el magistrado.

Hace apenas una semana, el pasado 24 de noviembre, la exprimera dama encendió el debate con su nombramiento en la FAO y el respectivo viaje a Suiza para asumir la posición. El Gobierno peruano protestó y pidió reconsiderar dicho cargo. Por su parte, la defensa de Heredia pidió que ella pudiera firmar cada 30 días en el consulado de Ginebra (Suiza) “y, por ende, trabajar en el extranjero”. Sin embargo, en la audiencia de este viernes, el despacho declaró infundado tal derecho. De la misma manera en que negó el cambio de comparecencia restringida por prisión preventiva, solicitado por el fiscal Germán Juárez.