(CNNMoney) – El hombre detrás del "plan de contingencia" de México renunciará el próximo año, justo cuando el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, podría ponerse agresivo con el país latino.

El jefe del Banco de México, Agustín Carstens, anunció la semana pasada que renunciará en 2017, para poder dirigir el Banco de Pagos Internacionales en Suiza (BIS, por sus siglas en inglés).

Carstens, quien ha liderado el banco central de México desde 2010, no dio más detalles sobre la decisión de dimitir del cargo, además de su nuevo trabajo en el BIS. Con sede en Basilea, esta es la organización financiera más antigua del mundo y actúa como un banco para las entidades bancarias centrales.

El peso mexicano, que ha sufrido bastante desde que Trump ganó la presidencia, cayó a un mínimo histórico, según reportaron las noticias.

Carstens, junto al ministro de finanzas de México, ha estado tratando de fortalecer la economía del país para enfrentar las políticas de Trump, que incluyen renegociar el TLCAN, construir un muro en la frontera y aplicar un impuesto de 35% a las exportaciones mexicanas en Estados Unidos.

Recientemente, Carstens decidió aumentar la tasa de interés clave del Banco de México frente a la caída que sufrió el peso mexicano en noviembre con la victoria de Trump. En ese momento, los líderes de los bancos centrales aseguraron que el panorama económico de México se había “deteriorado”, como producto de la elección presidencial en Estados Unidos.

“La perspectiva de la economía global se complejizó como consecuencia del proceso electoral de Estados Unidos y su resultado, además de otros factores”, señalaron los funcionarios del Banco de México en un comunicado emitido el 17 de noviembre.

Mientras tanto, Carstens expresó su optimismo frente al futuro de México e incluso se refirió a la presidencia de Trump como un “huracán” potencial, si el nuevo mandatario de Estados Unidos implementa todas sus promesas de campaña.

“Espero que no lleguemos al nivel de huracán”, le dijo Carstens a CNNMoney durante una entrevista exclusiva en Ciudad de México, el 18 de noviembre.

Sin embargo, cada vez parece más difícil evitar ese escenario. El miércoles, el secretario de Comercio elegido por Trump, Wilbur Ross, le dijo a la periodista de CNN, Erin Burnett, que la renegociación del TLCAN será una de las primeras acciones que el presidente electo emprenda apenas llegue a la Casa Blanca.

"Estamos trabajando los detalles precisos, pero el TLCAN es un punto de partida lógico", sostuvo Ross.

Muchos expertos en comercio afirman que la renegociación del TLCAN o el pago de aranceles de México a Estados Unidos sería igual de malo para los dos. Con un efecto mucho más negativo para el país latino porque su economía se está desacelerando este año.

Con información de Nick Parker