CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Facebook

Facebook y otros gigantes tecnológicos les declaran la guerra a los contenidos terroristas

Por Jethro Mullen

(CNNMoney) — Cuatro de las más grandes compañías tecnológicas del mundo se unieron para luchar contra los contenidos terroristas en sus plataformas.

Facebook Twitter, Microsoft y YouTube (que pertenece a Google) aseguraron que están trabajando en una base de datos compartida para ayudar a rastrear y eliminar “imágenes de violencia terrorista o videos de reclutamiento terrorista”.

La base de datos incluirá las “huellas digitales” de las imágenes y videos, lo que permitiría que las compañías tecnológicas identifiquen de manera más eficiente potenciales contenidos terroristas, según aseguraron todas las empresas en un comunicado emitido este lunes.

Los gigantes de internet han luchado para frenar la expansión a través de la web de contenidos relacionados con organizaciones terroristas. Militantes del grupo islámico ISIS, por ejemplo, han mostrado ser muy activos en usar las redes sociales para hacerle propaganda al grupo y para reclutar a nuevos miembros.

En enero pasado, directivos de las compañías tecnológicas más importantes se reunieron con el gobierno de Estados Unidos para hablar sobre cómo los terroristas están utilizando las redes sociales para reclutar a atacantes que contribuyan a sus causas.

En agosto, Twitter afirmó que había suspendido cientos de miles de cuentas por promover el terrorismo. Esa suspensión masiva produjo reacciones de rabia entre varios usuarios, incluyendo amenazas de seguidores de ISIS contra los fundadores de Twitter y de Facebook.

El gobierno del presidente Barack Obama afirmó en julio pasado que el tráfico de ISIS en Twitter se redujo significativamente este año, en comparación con los dos años anteriores.

Las firmas tecnológicas enfrentan el desafío de encontrar un equilibrio entre la libertad de expresión y la prevención de las actividades ilegales y el respeto a la vida privada de los usuarios.

También deberán hacerle frente a la difícil tarea de determinar exactamente qué constituye contenido terrorista.

El anuncio de las cuatro compañías, este 5 de diciembre, llegó horas después de que fueran señaladas por autoridades europeas de no remover discursos de odio de sus plataformas lo suficientemente rápido. La Comisión Europea encontró que solo el 40% de los discursos de odio publicados en las plataformas de esas compañías fueron revisados en las siguientes 24 horas.

Según anunciaron las cuatro compañías, comenzarán la base de datos con las huellas digitales de “las imágenes y videos terroristas más extremos y atroces que ya han sido eliminados” de sus páginas web.

Las huellas de contenido ofensivo de la plataforma de una compañía podrán ser incluidas en las de las otras empresas, para que puedan revisar si también han sido publicadas en sus sitios. De acuerdo con el comunicado, se espera que más compañías se unan a la base de datos en un futuro.