Cindy Stowell y el presentador de Jeopardy! Alex Trebek.

(CNN) - Una concursante de Jeopardy! que logró su sueño de aparecer en el programa falleció tan solo una semana antes de la emisión del episodio, dijo su compañero.

Cindy Stowell, de Austin, Texas, falleció la mañana del lunes después de una larga batalla contra el cáncer, de acuerdo con su compañero de toda la vida Jason Hess. El programa con Stowell está programado para transmitirse el martes 13 de diciembre.

Stowell pasó la prueba inicial en línea para el espectáculo a principios de este año y después fue a la prueba presencial en Oklahoma.

Antes de esta prueba personal divulgó su enfermedad a un empleado del programa y habló con pasión de por qué quería competir en el show.

"¿Tiene idea de cuánto tiempo entre la entrevista en persona y la fecha de grabación?", preguntó Stowell a la productora de Jeopardy! Maggie Speak en un mensaje.

Stowell quería ganar para ayudar a asociaciones de lucha contra el cáncer 

"Lo pregunto porque me acabo de enterar de que no tengo mucho más tiempo de vida. La estimación más optimista del médico es de unos seis meses", escribió Stowell.

"Si hay la posibilidad de que  grabe episodios de Jeopardy! si soy seleccionada, me gustaría hacerlo y donar lo que ganara a asociaciones de caridad... involucradas en la investigación del cáncer".

El personal del show le dijo a Stowell que asistiera a su prueba en Oklahoma como estaba previsto. Dijeron que, si era seleccionada, programarían su aparición tan pronto como fuera posible.

Fue seleccionada y los productores del programa mantuvieron su palabra, la fecha de grabación se programó para solo tres semanas después de la prueba, el 31 de agosto.

Cuando llegó a los estudios de Jeopardy!, Stowell estaba luchando en la etapa 4 del cáncer, y solo algunos empleados, incluyendo el presentador Alex Trebek, sabían que estaba enferma.

Los rivales de Stowell desconocían que estaba enferma, según un comunicado de la serie.

"Competir en Jeopardy! "era un sueño de toda la vida de Cindy, y estamos contentos de que fuera capaz de hacerlo".

"Cindy entró en Jeopardy! a concursar en un juego que amaba y al hacerlo, logró una contribución para la investigación del cáncer con la esperanza de que nadie más tuviera que pasar por lo que ella pasó", dijeron su hermano Greg, su madre Carole, y Hess, en un comunicado.