(CNN) - Según un informe de un organismo de vigilancia policial británico, hubo cientos de personas que reportaron abusos sexuales en las fuerzas policiales en Inglaterra y Wales en un periodo de 2 años. El caso es descrito como “el problema más serio de corrupción” en la fuerza policial.

“Es el problema más serio de corrupción en el sentido de que es la más alta traición a la confianza, donde el guardián se vuelve el abusador. Es lo que estamos viendo en estos casos, y estamos viendo muchos de estos”, dijo el inspector Mike Cunningham, quien lideró la investigación de la Inspección General de Policía de Su Majestad (HMIC por sus siglas en inglés), este jueves en el programa BBC Radio 4 Today.

El reporte identificó 436 reportes de abuso de autoridad a cambio de recibir favores sexuales, por parte de las fuerzas policiales en Inglaterra y Wales. Más de la mitad de las alegaciones involucran víctimas de abuso doméstico.

“La policía está en una posición privilegiada porque los poderes que tiene afectan las vidas de las personas. Usualmente ellos llegan a sus vidas en momentos en los que están en situación de vulnerabilidad, lo que puede generar oportunidades para que agentes sin ética se aprovechen de aquellos que esperan los más altos estándares de comportamiento profesional”, dice el reporte.

“La HMIC está preocupada de que las fuerzas no siempre reconozcan el problema de abuso de autoridad a cambio de ganancia sexual como un serio problema de corrupción”, agrega el reporte. “Esto significa que este entendimiento no siempre se refleja en las decisiones de referencia de la fuerza de la Comisión Independiente de Quejas de la Policía”.

Respondiendo al reporte, Vera Baird, la líder de la Asociación de Comisionados de Policía y del Delito (APCC por sus siglas en inglés), dijo que les da la bienvenida a los hallazgos de los reportes y que no será tolerado ningún abuso de autoridad.