(CNN) - La tensión inundaba la sala. Todo parecía listo para, en cualquier momento, saltar a un conflicto.

Richard Spencer, fundador del movimiento supremacista blanco conocido como derecha alternativa, abrazó el conflicto mientras hablaba en la Universidad A&M la noche del martes.

Durante aproximadamente dos horas, Spencer dio un mensaje racista a las 400 personas que estaban en la sala, la mayoría de las cuales estaban allí en protesta.

"Al fin y al cabo, Estados Unidos pertenece a los hombres blancos", dijo Spencer.

Fuera, miles de manifestantes hicieron sentir su presencia en todo el campus. Ellos, junto con funcionarios de la universidad, criticaron la presencia de Spencer en la universidad.

El Departamento de Policía de Texas tuiteó que dos personas que asistieron al discurso fueron detenidas. No eran estudiantes.

"¿Por qué querría ver a Estados Unidos cada vez menos blanco?"

Un exalumno de la univervisad, Preston Wiginton, fue quien invitó a Spencer al campus.

En una entrevista el lunes en Anderson Cooper 360, en CNN, Wiginton dijo que el mensaje de Spencer contenía algunos "puntos válidos", que la elección de Donald Trump ha validado aún más.

"Creo que (Estados Unidos) lo fue durante un tiempo (una nación blanca)", dijo Wiginton a CNN. "Creo que la reacción al elegir a Trump, y la reacción con la popularidad de la derecha alternativa, es una reacción a su disminución como una nación blanca".

Hasta el lunes por la noche, Wiginton solo conocía a Spencer en círculos en internet. Pero él quería traerlo al campus porque quería difundir el mensaje de que los blancos se enfrentan a la marginación.

"¿Por qué querría ver a Estados Unidos cada vez menos blanco?," dijo Wiginton. "¿Por qué querría ser desplazado y marginado?"

Spencer: No soy un supremacista blanco

Antes de la intervención, Spencer dio una amplia entrevista a CNN en la que dijo que no es un supremacista blanco, a pesar de que habla de una civilización occidental que, dijo, "solo los blancos pueden mantener".

Dijo a los reporteros que la reacción de la universidad a su discurso "muestra el poder de la derecha alternativa y el poder de nuestras ideas".

Spencer se dirigió a un grupo del movimiento que se reunió para celebrar la victoria de Donald Trump el mes pasado en Washington. La revista The Atlantic, que estaba grabando imágenes para un documental, publicó un video del evento mostrando a los miembros del público haciendo el saludo nazi.

"Hail Trump! Hail our people! Hail victory! (¡Ave Trump! ¡Ave nuestro pueblo! ¡Ave victoria!), proclamó Spenser en el evento.

Trump se desmarcó en numerosas ocasiones de la derecha alternativa y de los supremacistas blancos.

Un odio supremo

Durante su discurso el martes, Spencer dijo a la audiencia que el video viral de su discurso en Washington ocurrió como resultado de "un deseo por parte de los medios de comunicación por calumniarnos con una pieza de material de archivo de 30 segundos".

En un momento dado, Quentin Boothman, estudiante blanco de primer año, se puso de pie enfrente de Spencer, sosteniendo en silencio un cartel con una imagen de un arma apuntando hacia la cara de Adolf Hitler.

"Sigue a tu líder", se leía en el cartel.

Después de que Spencer comenzó a hacerle preguntas a Boothman, otro estudiante, Jalen Brown, de reza negra, se puso de pie en solidaridad con su compañero.

"La supremacía blanca es un concepto peligroso y terriblemente perjudicial", dijo Boothman más tarde a CNN. "Lo odio en todas sus formas".

Un hombre que apoyó a Spencer se puso entre él y ambos estudiantes. El enfrentamiento entre los partidarios de Spencer y los manifestantes creció hasta el punto de que el personal de seguridad tuvo que intervenir.

Spencer continuó provocando a la multitud.

"La raza es el fundamento de la identidad", dijo. "La palabra racista es una palabra falsa. Nadie se identifica con la palabra racista".

Universidad: No respaldamos la retórica de Spencer

Antes del evento, la vicepresidenta de la Texas A&M, Amy Smith, dijo en un comunicado que la universidad "encuentra los puntos de vista (de Spencer) según lo expresado hasta la fecha en conflicto directo con nuestros valores fundamentales".

Smith señaló que ciudadanos privados como Wiginton pueden reservar un espacio dado el estatus público de la universidad, pero deben cubrir los gastos de alquiler para evitar cargar a los contribuyentes.

"Creo que estas personas representan algo que es tan antítesis de lo que yo creo", dijo el presidente de la universidad, Michael K. Young, a CNN. "Creo que sus ideas son simplemente reprobables y detestables".

Al mismo tiempo, Young señaló en un comunicado que el derecho de libertad de expresión debe ser reconocido.

Para mostrar la solidaridad, Smith participó en un evento de la universidad "Aggies United" en el Kyle Field a la misma hora que el discurso de Spencer. En ese evento participó el actor Hill Harper, el periodista Roland Martin y el sobreviviente del Holocausto Max Glauben, entre otros.

El evento de Spencer fue ahogado en gran parte por la protesta fuera de miles de manifestantes que denunciaban el odio de su mensaje.

Imágenes en redes sociales mostraron un batallón de la policía alejando a los manifestantes del edificio en el que hablaba Spencer.

"El mundo entero está mirando", gritaban los manifestantes.