CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Panamá

Preocupación en Panamá por el posible cierre de su periódico decano

Por Elizabeth González

(CNN Español) — El posible cierre de dos periódicos, uno de ellos considerado el decano de los medios impresos en Panamá, está causando preocupación en el país centroamericano.

La cuenta regresiva ya comenzó para el diario La Estrella de Panamá, fundado originalmente como The Panama Star en 1849 y cambiado a La Estrella de Panamá en 1953.

El propietario de ese periódico, el empresario panameño Abdul Waked, es uno de los 9 ejecutivos acusados en mayo por la oficina de Control de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, bajo sospecha de supuestas actividades ilícitas. Waked figura en la conocida como «Lista Clinton», promulgada en 1995 por el entonces presidente Bill Clinton. Las empresas de quiénes están incluidos en esa lista enfrentan restricciones económicas y comerciales.

El próximo 5 de enero vence la licencia de operaciones del Grupo Editorial El Siglo y La Estrella de Panamá (GESE), y sus dos diarios, entre ellos el primer periódico panameño, podrían desaparecer.

“Es como, imagínate un barco que se está hundiendo… Aquí estamos todos… El capitán, que nos han resultado los mejores capitanes, y su tripulación, que aquí estamos… y esta tripulación no se va a tirar al bote salvavidas… porque aquí estamos trabajando», dijo la periodista Doris Hubbard Castillo, quien lleva 12 años trabajando en La Estrella de Panamá.

Entre los dos periódicos empleaban a 305 personas, pero ahora quedan 250. Tuvieron que eliminar una revista, hacer que otra, semanal, pasara a ser mensual y reducir en un 30% la cantidad de páginas de ediciones impresas.

publicidad

El presidente del grupo editorial GESE, Eduardo Quirós, dice que la implicación sobre el posible cierre de estos periódicos va más allá de una situación laboral.

“Nosotros consideramos que aquí hay una afectación a la libertad de expresión, no sólo de los panameños, sino también a nivel global… La Embajada de los Estados Unidos ha señalado claramente, por boca del propio embajador, que los periódicos no son objeto de investigación sobre lavado de dinero y que además de eso, no lo consideran así, de ninguna manera”, dijo Quirós.

Hace una semana, la Embajada de EE.UU. en Panamá explicó en un comunicado, que «hay una vía legal que permite la oportunidad de remover una compañía de la ‘Lista Clinton'».

Agregó que «el futuro de los dos periódicos del Grupo GESE, está en manos de su dueño», quien niega las acusaciones sobre actividades ilícitas y asegura que no va a venderlos.

Desde el Grupo Editorial acusan al gobierno panameño por una supuesta inacción: “Lamentamos también que el gobierno se haya lavado las manos en este sentido… No ha apoyado adecuadamente como debe apoyar y defender intereses de ciudadanos panameños», dijo el director de La Estrella de Panamá, Gerardo Berroa.

El presidente Juan Carlos Varela dice que este es un tema que realmente depende del dueño de los periódicos y del gobierno de Estados Unidos, pero informó que a través del Ministerio de Economía y Finanzas intercederá a favor de esos diarios.

“Va a ser una solicitud formal al gobierno de los Estados Unidos, a lo que es la oficina de la OFAC, para que se dé una extensión de licencia”, dijo Varela.