(CNN Español) - Los dirigentes del fútbol hondureño Rafael Callejas y Alfredo Hawit Banegas fueron expulsados de por vida de la FIFA, según informó este lunes el organismo internacional.

La cámara de resolución del Comité de Ética del organismo rector del fútbol mundial les impuso la sanción, que incluye tanto actividades nacionales como internacionales relacionadas al balompié.

Estas sanciones están enmarcadas en las investigaciones desprendidas tras el escándalo 'FIFAgate', que se desencadenó en 2015.

Según el comunicado emitido por la FIFA, las investigaciones contra Callejas y Hawit fueron abiertas por el Comité de Ética el 4 de diciembre del 2015, con base en un comunicado de prensa del Departamento de Justicia de Estados Unidos emitido un día antes.

Conforme a lo dicho por la FIFA, Callejas -también expresidente de Honduras- se declaró culpable, el 28 de marzo de este año, de los cargos de conspiración para defraudar  y asociación ilícita.

Imagen de Rafael Callejas al abandonar la corte federal de Brooklyn en Nueva York, el 28 de marzo del 2016 Crédito: Kena Betancur/AFP/Getty Images)

Imagen de Rafael Callejas al abandonar la corte federal de Brooklyn, en Nueva York, el 28 de marzo del 2016 (Crédito: Kena Betancur/AFP/Getty Images)

En su declaración de culpabilidad, Callejas se refirió a un plan por medio del cual pidió y recibió sobornos de compañías de marketing deportivo en relación con la concesión de derechos de comercialización para los partidos de las eliminatorias de la Copa del Mundo en la zona de la UNCAF, que reúne a todos los países centroamericanos.

Por su parte, Hawit hizo su declaración el 11 de abril de este año, y en ella se adjudicó responsabilidad en los delitos de conspiración para defraudar, asociación ilícita y conspiración para obstruir a la justicia.

Alfredo Hawit Banegas (centro) durante el 65 congreso de la FIFA en Zúrich (Suiza) el 29 de mayo del 2015. (Crédito: Philipp Schmidli/Getty Images)

Alfredo Hawit Banegas (centro) durante el 65 congreso de la FIFA en Zúrich (Suiza) el 29 de mayo del 2015. (Crédito: Philipp Schmidli/Getty Images)

Hawit admitió su culpabilidad en el armado de esquemas corruptos, que incluían la recepción de sobornos por parte de compañías de marketing deportivo para garantizarse los contratos de los derechos mediáticos y de mercadeo de los torneos de la UNCAF y los partidos eliminatorios de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (CONCACAF).