(CNN) - Los 538 miembros del Colegio Electoral harán oficial este lunes la victoria del presidente electo Donald Trump.

En las 50 capitales de los estados y el Distrito de Columbia, los electores se reunirán para emitir su voto. La votación acabará con el último episodio de drama de unas elecciones sin precedentes, y con los esfuerzos posteriores para convencer a los electores republicanos de que voten en contra de Trump, en algunos casos, violando las leyes estatales que requieren que los electores apoyen al vencedor.

El lugar de Trump en la historia

Clinton ganó el voto popular por alrededor de 3 millones de votos, haciendo de Trump el ganador de unas elecciones con el peor desempeño en voto popular desde 1876.

La victoria de Trump no fue aplastante, como se ha descrito. Se espera que coseche solo el 56,9% del voto electoral, asumiendo que todos los electores voten de acuerdo a los resultados de sus estados.

Se convertirá en el presidente con peor desempeño en el voto popular con respecto a su más cercano rival, después de Rutherford B. Hayes en 1876 y John Quincy Adams en 1824, una elección que contó con cuatro candidatos y fue decidida por la Cámara de Representantes.

Clinton obtuvo el 48,2% del voto popular, contra el 46,2% de Trump, una ventaja de más de 2,8 millones de votos.

Votación del lunes: lo que debes saber

  • No hay una reunión nacional del Colegio Electoral, sino que los electores se reúnen en cada estado, por lo general en el Capitolio estatal.
  • Bajo la ley federal, los electores deben reunirse el 19 de diciembre y cada elector debe firmar seis copias que certifican sus votos para presidente y vicepresidente.
  • Dos papeletas van al Archivo Nacional. Una para el presidente del Senado. Dos van para el director de elecciones del estado. Y otra para un juez local.
  • Después de la votación del lunes, todavía queda un último paso: el 6 de enero, el Congreso tiene que contar oficialmente los votos electorales. El vicepresidente Joe Biden presidirá el recuento.
  • Los legisladores técnicamente pueden oponerse, por escrito, con objeciones firmadas por al menos un miembro de la Cámara de Representantes y del Senado, a los votos electorales o los resultados individuales de los estados enteros. Si la Cámara y el Senado apoyan esta objeción, el voto o votos en cuestión son desechados. Pero eso nunca ha sucedido.
  • Después de que los votos sean contados, los resultados son definitivos, y Trump se preparará oficialmente para su toma de posesión, al mediodía del 20 de enero.