(CNN Español) - Los servicios de transporte público de pasajeros paralizaron sus actividades este lunes en Argentina para protestar contra la ley que eleva el impuesto a las ganancias, según informa la agencia de noticias Télam.

Desde muy temprano, los servicios de autobuses, de metro, camiones e incluso las aerolíneas cesaron sus actividades. De acuerdo con líderes sindicalistas, citados por Telám, la medida irá hasta el medio día de este lunes.

El secretario de prensa de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Mario Caligari, dijo que la mayoría de conductores de transporte público asistieron a las asambleas informativas de manera masiva. En esas reuniones se busca “ interiorizar a los compañeros sobre el tema del Impuesto a las Ganancias”, pues afecta a la mayoría de los conductores, según cita Télam.

¿Por qué es tan polémico el Impuesto a las Ganancias?

El Impuesto a las Ganancias es un impuesto progresivo que deben pagar tanto empresas como personas y se calcula de acuerdo con los ingresos mensuales de los trabajadores.

Durante la campaña presidencial, el entonces candidato Mauricio Macri prometió que durante su gobierno los trabajadores no pagarían dicho impuesto porque, según dijo, “el Estado no tiene que quedarse con el fruto de tu trabajo”.

El economista Juan Enrique explicó a CNN en Español que, en la década de los noventa, los argentinos empezaban a pagar este impuesto cuando ganaban salarios superiores a los 10.000 dólares, pero como la medida no fue actualizada, actualmente pagan el impuesto quienes ganan los mismos 10.000 dólares a moneda de hoy, es decir, unos 700 dólares.

Actualmente, el Impuesto a las Ganancias se paga dependiendo de los ingresos: la tasa mínima es del 9% para los trabajadores solteros con ingresos superiores a los 660 dólares y de allí va creciendo hasta la máxima, que es del 35%, y abarca a quienes ganan más de 8.000 dólares mensuales.

Lee: Argentina anuncia cambios al controvertido Impuesto a las Ganancias

Al asumir la presidencia a finales de 2015, Macri promovió un alivio parcial subiendo el monto a partir del cual se debe pagar el impuesto, pero no modificó la escala de las cuotas que están congeladas desde hace más de 15 años.

La reforma, presentada el pasado 22 de noviembre ante el Congreso por el gobierno de Macri, busca elevar un 15% el mínimo no imponible (que afectaría a los trabajadores de menos ingresos) y actualizar las escalas para la deducción de los trabajadores, según explica Télam.

Desde el 1 de marzo de este año, el nuevo mínimo no imponible para el Impuesto a las Ganancias es de 30.000 pesos brutos mensuales (unos 1.890 dólares), para los casados con dos hijos. Esto representa un aumento del 160% frente al mínimo anterior, según la página web de la presidencia.

En el caso de los solteros, deberán pagar este tributo cuando ganen un sueldo bruto mensual de 22.656 pesos argentinos (unos 1.427 dólares), según la presidencia que asegura que con dicha medida “el salario de bolsillo aumentó entre 8% y 22% tanto para casados como para solteros”.

En la actualidad el impuesto alcanza a 1,5 millones de trabajadores.

Según explicó en Radio Mitre Roberto Fernández, titular de la UTA, los transportadores piden que se elimine la carga del Impuesto a las Ganancias a las horas extras, los viáticos y feriados trabajados.

"Casi el 60% del sueldo lo tenemos en extras, feriados que tenemos que trabajar, viáticos. Estamos en contra del impuesto", explicó el sindicalista en la radio local citado por Télam.

Algunos servicios se reanudaron

Después de las siete de la mañana, distintas líneas de colectivos reanudaron sus servicios una vez terminó la asamblea de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), de acuerdo con Télam.

Las principales estaciones de buses en Buenos Aires como Retiro, Constitución, Lacroze y Once no tenían servicio, afectando a muchos pasajeros que tuvieron que tomar servicio de taxi de manera grupal para poder rebajar costos y así movilizarse, informó la agencia estatal de noticias.

Entre tanto, Aerolíneas Argentinas, que también se unió al paro de transportes, informó en un comunicado este domingo que debido a las asambleas de la CATT no podrá cumplir normalmente con la programación establecida de sus servicios, por lo que canceló todos los vuelos previstos programados entre las 4 a.m. y las 12 p. m. de este lunes.

“Solicitamos entonces a los señores pasajeros cuyo vuelo estaba programado en este rango horario no concurrir a los aeropuertos en busca de información”, dice el comunicado. “Ni bien la situación lo permita reanudaremos nuestra atención al pasajero a través de los diferentes canales".

Se espera que este lunes, se reúna el gobierno con los líderes de la Central General de Trabajadores para llegar a acuerdos referentes a los reclamos y solicitudes de los trabajadores.

Con información de Iván Pérez Sarmenti desde Buenos Aires.