CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
El Salvador

Encuentran culpables de abuso sexual a tres sacerdotes de El Salvador

Por CNN Español

(CNN Español) — Tres sacerdotes de El Salvador fueron hallados culpables de abuso sexual a menores por El Vaticano por lo que no podrán ejercer sus facultades sacerdotales, según informó este domingo en un comunicado de prensa monseñor José Luis Escobar Alas, arzobispo de San Salvador.

“Han concluido los procesos penales eclesiásticos en contra de los sacerdotes de esta arquidiócesis acusados de abuso sexual… tristemente los tres procesados fueron encontrados culpables en sus respectivos juicios por lo que en los tres casos se impuso pena de dimisión del estado clerical”, dice un comunicado firmado por Monseñor Escobar Alas.

“La pena consiste en la pérdida total y definitiva de todas las facultades sacerdotales”, dice el comunicado, que agrega que en adelante ninguno de los acusados podrá ejercer ningún oficio como sacerdote, según el canon 292 del Código de Derecho Canónico.

Los acusados son monseñor Jesús Delgado y los sacerdotes Francisco Gálvez y José Antonio Molina, que según las autoridades eclesiásticas cometieron estos delitos hace más de 10 años.

Las resoluciones de la Santa Sede ya fueron comunicadas tanto a los sacerdotes como a las víctimas de cada caso, según comunicó la arquidiócesis de El Salvador.

Casos no irán a la justicia ordinaria

A pesar de que en noviembre de 2015 los diputados del Congreso de El Salvador reformaron la ley para que los delitos sexuales contra menores de edad no prescriban, los casos puntuales de estos tres sacerdotes no serán llevados a la justicia pues la reforma no es retroactiva, por lo cual no cobija estos casos que ocurrieron hace más de una década.

Guillermo Gallegos, diputado del partido Gana de El Salvador, aseguró a CNN en Español que las reformas a la ley contemplan que el acusado pueda ser condenado en ausencia. Es decir, que sea condenado sin que haya sido detenido y que la pena comience a contar una vez sea llevado ante la justicia.

Los casos

Monseñor Jesús Delgado fue señalado por una mujer de 42 años que aseguró que fue víctima de abusos desde que tenía 9 años hasta los 17 por parte del sacerdote quien al conocer un hecho buscó buscó el apoyo de la institución Ciudad Mujer donde recibió atención psicológica.

Monseñor Delgado fue uno de los que postuló la causa de Monseñor Óscar Romero y viajó al Vaticano para agradecer al papa Francisco la beatificación del salvadoreño ocurrida en mayo de 2015.

Según el Arzobispado de San Salvador, Delgado aceptó su responsabilidad. En noviembre de 2015 monseñor Rafael Urrutia, canciller de la arquidiócesis de San Salvador dijo que Delgado está recluido en una casa religiosa y que está “bastante sereno”.

Ese fue el primer caso de pederastia que se hizo público en el país, según la Iglesia.

“Nuestra Arquidiócesis no va a encubrir ningún caso de abuso de menores. Al contrario, está siempre a favor de la justicia y la verdad y en defensa de los niños”, dice un comunicado firmado por Urrutia en noviembre del año pasado.

El otro sacerdote, Juan Francisco Gálvez, fue suspendido en octubre de 2015 por al menos 5 acusaciones de pederastia en su contra, de acuerdo con monseñor José Luis Escobar Alas, quien no precisó detalles de los hechos. Según Escobar, Gálvez negó las acusaciones y está con su familia.

Gálvez estaba a cargo de la iglesia de Rosario de Mora, un municipio ubicado a 23 kilómetros al sur de San Salvador.

Respecto al caso de José Antonio Molina Nieto, el sacerdote estuvo implicado en dos casos de abuso sexual que ocurrieron hace más de 20 años, según informó la Arquidiócesis de San Salvador en febrero de este año al dar a conocer el caso.

Molina, que ejercía su sacerdocio en Santa Cruz de Roma Panchimalco, fue suspendido el 15 de febrero de 2016 tras conocerse las acusaciones en su contra, de acuerdo con la iglesia de El Salvador.

Marta Molina, hermana del sacerdote suspendido, dijo en declaraciones al diario La Página de El Salvador, que existe una confabulación contra su hermano y que no le dieron tiempo para defenderse, según cita ese medio.

“Mi hermano es un hombre de paz y no quiere dar declaraciones. Es un hombre de fe y prefiere poner la otra mejilla para que lo abofeteen. No le dieron tiempo para defenderse y lo suspendieron, negándole todos los derechos. Nadie puede ser condenado sin ser vencido en juicio”, dijo la mujer citada por el medio local.

CNN en Español no ha podido establecer contacto con el sacerdote Molina. Según le dijo a este medio una funcionaria de la Arquidiócesis, el párroco no ha dado ninguna declaración tras las acusaciones en su contra.

‘Responsables de abusos rendirán cuentas’

Durante su visita a Estados Unidos en septiembre de 2015, el papa Francisco les dijo a los obispos que “los crímenes y pecados de los abusos sexuales a menores no pueden ser mantenidos en secreto por más tiempo”.

“Me comprometo a la celosa vigilancia de la iglesia para proteger a los menores y prometo que todos los responsables rendirán cuentas”, dijo el papa a los obispos en la capilla de San Martín en el Seminario de San Carlos Borromeo de Filadelfia.

Minutos antes el pontífice había pedido perdón por los abusos sexuales a menores de edad en el seno de la Iglesia.

En junio de 2015, el Vaticano anunció que el papa Francisco creó un tribunal de la iglesia para juzgar a los obispos que fracasaron en proteger a niños del abuso sexual de sacerdotes, una medida durante mucho tiempo deseada por las víctimas de abuso y sus defensores.

Con información de Merlín Delcid de CNN en Español desde El Salvador.