CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ecuador

Ecuador no acepta versiones de Odebrecht sobre corrupción “sin pruebas”

Por CNN Español

(CNN Español) — El gobierno de Ecuador rechazó la versión “sin pruebas ni beneficio de inventario” de los funcionarios de la compañía brasileña Odebrecht que aseguran haber entregado sobornos en ese país por 33,5 millones de dólares, según informó en un comunicado este lunes la Secretaría de Comunicación de Ecuador (Secom).

“Tampoco aceptaremos, sin pruebas ni beneficio de inventario, las versiones de los directivos de una empresa que se ha declarado culpable de actos de corrupción y que para atenuarlos, literalmente “negocia” su responsabilidad ante la justicia estadounidense con millonarias multas de por medio”, dice el comunicado de la Secom.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos señala a 12 países (entre ellos Ecuador) de haber recibido millonarios sobornos por parte de la constructora brasileña Odebrecht, a cambio de contratos.

El informe del Departamento de Justicia establece que “durante o entre 2001 y 2016, Odebrecht, junto a sus cómplices, consciente y deliberadamente conspiró y acordó con otros proveer corruptamente cientos de millones de dólares en pagos y otros objetos de valor a y para el beneficio de funcionarios oficiales extranjeros, partidos políticos extranjeros, miembros de partidos políticos extranjeros y candidatos políticos extranjeros para asegurar una indebida ventaja e influenciar a esos funcionarios extranjeros, partidos políticos extranjeros y candidatos políticos extranjeros a fin de obtener y retener negocios en varios países alrededor del mundo”.

El gobierno explica el presidente Rafael Correa, en el poder desde 2007, expulsó del país a la compañía brasileña en 2008, “tras detectarse deficiencias técnicas en la central hidroeléctrica San Francisco”, proyecto que había sido adjudicado en el año 2000 y se inauguró siete años después.

Sin embargo, tras aceptar las condiciones del Gobierno, la compañía volvió a operar el Ecuador en 2010 tras reparar la central San Francisco con 55,7 millones de dólares y pagar una multa de 20 millones de dólares por daños originados por la paralización de la central, dice el comunicado.

El gobierno de Ecuador explicó en el documento que desde hace seis años Odebrecht ha ejecutado en el país al menos seis proyectos por un monto total aproximado de 1.645 millones de dólares. “En todas estas obras, Odebretcht participó y ganó en concursos abiertos”, agrega.

El comunicado explica que todos esos proyectos ya “han sido entregados o se encuentran en fase de cierre y en todos los casos existen informes finales de auditoría de la Contraloría General del Estado en su fase precontractual y, para los tres primeros proyectos, también en la fase contractual. Los dos proyectos restantes han sido ya auditados en su fase contractual en un 77% y 71% respectivamente”.

La única obra que Odebretcht ejecutó “por emergencia” fue la reparación de la hidroeléctrica Pucará cuyo túnel se colapsó en 2011 por fallas geológicas. El contrato tuvo un costo de 24,2 millones de dólares, según explica la Secom en el comunicado.

“Como queda extremadamente claro, la conducta del Gobierno Nacional siempre ha sido transparente y decidida en función de los intereses de la Patria”, dice el gobierno. “Podemos sostener con firmeza que jamás hemos permitido ningún perjuicio al país. Si ha habido comportamientos personales inapropiados somos los primeros en querer identificar a los responsables, ya que esta es la forma de corrupción más difícil de detectar”.

Ecuador aseguró que la compañía brasileña no tiene ningún proyecto para ejecutar con el Gobierno central, pero sí con el gobierno local de Quito para la construcción de la fase 2 del Metro de Quito, por un monto de 1.538 millones de dólares.

Odebrecht es una de las mayores constructoras de Brasil; opera en 27 países, entre ellos Estados Unidos y varios países de América Latina.

Uno de sus fundadores, Marcelo Odebrecht, fue condenado a más de 19 años de prisión en su país por crímenes de corrupción pasiva, asociación criminal y lavado de dinero.

Odebrecht se disculpó por su accionar y aseguró que garantizará prácticas éticas y transparentes.