(CNN Español) - Tras siete sesiones de concertación fallidas con los gremios empresariales y los representantes de los trabajadores, el Gobierno de Colombia aumentó por decreto el salario mínimo para 2017 en un 7%, según anunció este viernes la ministra de Trabajo, Clara López.

Con el decreto, los trabajadores colombianos que ganen el salario mínimo recibirán a partir del mes de enero 737.717 pesos (unos 243 dólares) más 83.140 pesos (unos 27 dólares) de subsidio de transporte.

En total el salario para 2017 será de 820.857 pesos (270 dólares).

La ministra de Trabajo aseguró que la decisión del Gobierno de emitir el alza por decreto se dio tras “agotar todos los recursos de negociación para alcanzar un acuerdo”.

Cuando se iniciaron las sesiones de negociación, las centrales sindicales habían llegado con una propuesta del 14% de incremento, mientras que los empresarios llegaron a la mesa con una propuesta del 6,5%. Al final, los trabajadores bajaron a 8,5% y los empresarios cedieron hasta llegar al 7%, según informó el Ministerio de Trabajo en su página web.

Entre los gremios, las opiniones estaban divididas: mientras que la Confederación de Trabajadores (CGT), la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC) y la Confederación Democrática de Trabajadores (CDT) bajaron su propuesta hasta el 8,5%, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), mantuvo su oferta en 12%.

Guillermo Botero, presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (FENALCO) dijo este jueves, antes del anuncio, que los empresarios hicieron “un gran esfuerzo” para concertar el incremento y subir su propuesta a 7%.

Juan Pablo Caro, de la CGT y Luis Pedraza, de la CUT, rechazaron el anuncio del gobierno.

Hace un año, el gobierno también hizo el aumento a través de decreto al no llegar a un acuerdo entre las partes.

La ministra López dijo que de haber logrado una concertación entre los empresarios y los trabajadores, el porcentaje de aumento habría sido mayor.

El “pobre” aumento del salario —como muchos han calificado la medida— llega sólo dos días después de que el Congreso de Colombia aprobara una nueva reforma tributaria con la que se aumentarán los impuestos para varios productos de la canasta familiar.

Con la reforma, el IVA pasó del 16% al 19% para algunos productos básicos de consumo.

Al defender la reforma, el Ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas dijo que esta busca un equilibrio para que quienes tengan más ingresos paguen más impuestos para poder financiar los programas sociales que benefician a los más pobres.

Así, los colombianos tendrán que pagar más por productos como el papel higiénico, ropa, electrodomésticos, jabones, tiquetes aéreos y hasta condones.