(CNN) - Mariah Carey no tuvo un buen cierre de 2016 con su actuación en una fiesta por el Año Nuevo en Times Square.

El sonido falló mientras Carey interpretaba algunos de sus más grandes éxitos con la ayuda del lip syncing ante millones de personas que veían el espectáculo por televisión.

Despampanantemente vestida, Carey recorría el escenario con frustración mientras continuaban las fallas.

Los bailarinas que acompañaban a la estrella del pop la llevaron hasta las escaleras mientras ella se veía confundida e intentaba cantar otra de sus canciones, Emotions, de 1991.

"Es lo que hay", dijo. "Simplemente no mejora". Luego se fue del escenario.

Después de su actuación, Carey tuiteó un meme culpando a la mala suerte y con el mensaje: "Un feliz y saludable Año Nuevo para todos. Que haya más titulares en 2017".