CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
EE.UU.

10 claves del reporte de EE.UU. sobre la injerencia de Putin en las elecciones

Por Eugene Scott

(CNN) — La comunidad de inteligencia de Estados Unidos concluyó que el presidente Vladimir Putin ordenó una «campaña de influencia» para dañar las opciones de Hillary Clinton de ganar las elecciones de 2016.

El reporte desclasificado, dado a conocer el viernes, determina con «alta confiabilidad» que la interferencia de Rusia –consistente en un ciberataque contra grupos e individuos del bando demócrata y la difusión de esa información vía terceros actores, incluyendo a WikiLeaks– ayudaron al presidente electo Donald Trump a ganar la elección.

Estas son algunas claves del reporte:

1. El objetivo era minar la confianza de Estados Unidos en el proceso democrático

«Juzgamos que el presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó una campaña de influencia en 2016 dirigida contra la elección presidencial en Estados Unidos. Los objetivos de Rusia eran minar la confianza pública en el proceso democrático de Estados Unidos, denigrar la secretaria Clinton y dañar su elegibilidad y potencial presidencia. Juzgamos también que Putin y el gobierno ruso desarrollaron una clara preferencia hacia el presidente electo Trump».

2. Ordenado por Putin

publicidad

«Juzgamos que las campañas de influencia son aprobadas a los más altos niveles del gobierno ruso –particularmente aquellas que son sensibles políticamente».

3. El resentimiento de Putin

«Putin principalmente quería desacreditar a la secretaria Clinton dado que él la había culpado públicamente desde 2011 de incitar las protestas masivas contra su régimen a finales de 2011 y principios de 2012, y porque tiene resentimiento debido a comentarios que él consideró eran despectivos contra su persona».

4. ‘Escalada significativa’

«Los esfuerzos rusos para influir en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016 representan la más reciente expresión del prolongado deseo de Moscú de socavar el orden liberal democrático liderado por Estados Unidos, pero estas actividades demuestran una escalada significativa de la naturalidad, el nivel de actividad y el alcance del esfuerzo en comparación con operaciones previas».

5. ‘Trolls’ pagados en redes sociales

«La campaña de influencia de Moscú siguió a una estrategia rusa de mensajes que combina operaciones secretas de inteligencia –como ciberactividades– con esfuerzos abiertos de agencias gubernamentales rusas, medios financiados por el Estado, intermediarios y el uso de ‘trolls’ pagados en redes sociales».

6. #DemocracyRIP

«Antes de la elección, diplomáticos rusos denunciaron públicamente el proceso electoral de Estados Unidos y estaban preparados para cuestionar públicamente la validez de los resultados. Blogueros proKremlin habían preparado en Twitter la campaña #DemocracyRIP, para la noche de la elección, en previsión de una victoria de la secretaria Clinton, a juzgar por su actividad en la red social».

7. Involucramiento de medios rusos

«Medios rusos celebraron la victoria del presidente electo Trump como una reivindicación del respaldo de Putin a los movimientos populistas globales –el tema de la conferencia anual de Putin para académicos occidentales en octubre de 2016– y como el último ejemplo del colapso del liberalismo de Occidente».

8. Más allá de Estados Unidos

«Moscú aplicará las lecciones aprendidas de su campaña orquestada por Putin contra la elección presidencial de Estados Unidos en futuros esfuerzos por influir en todo el mundo, incluyendo a aliados de Estados Unidos y sus procesos electorales».

9. Otros objetivos estadounidenses

«Juzgamos que los servicios de inteligencia rusos continuarán desarrollando la capacidad de proveer a Putin de opciones que pueda utilizar contra Estados Unidos, a partir de prácticas pasadas y esfuerzos actuales. Inmediatamente después de la elección, juzgamos que la inteligencia rusa comenzó una campaña de ‘phishing’ contra empleados del gobierno de Estados Unidos e individuos asociados a centros de estudios estadounidenses y organizaciones no gubernamentales en las áreas de seguridad nacional, defensa y política exterior».

10. Putin y WikiLeaks

«A principios de septiembre, Putin dijo públicamente que era importante que la información del Comité Nacional Demócrata fuera mostrada a WikiLeaks, y que la búsqueda de la fuente de las filtraciones era un elemento distractor, además de negar el involucramiento de Rusia ‘a nivel estatal'».