(CNN) - Más conocido por tuitear candorosas imágenes de Yosemite, Yellowstone y otros partes nacionales, las redes sociales del Servicio de Parques Nacionales de Estados Unidos ha girado hacia lo subversivo en la era Trump.

Una cuenta de Twitter que afirma ser administrada por empleados del servicio de parques en su tiempo libre publicó un tuit contra el nuevo presidente Donald Trump.

“No puedo esperar a que el presidente Trump se refiera a nosotros como NOTICIAS FALSAS”, tuiteó @AltUSNatParkSer el martes. “Puedes quitarnos nuestro Twitter oficial, pero nunca podrás quitarnos nuestro tiempo libre”.

La cuenta tenía 463.000 seguidores hasta la tarde del miércoles y sigue aumentando.

Aunque CNN no pudo confirmar quién creó y opera la cuenta, la gente que tuitea desde ella afirma que que se trata del “equipo no oficial de ‘resistencia’” del servicio de parques, y que tienen base en el Parque Nacional Mount Rainier en el estado de Washington, aunque escribieron incorrectamente el nombre del parque en el tuit.

El servicio de parques, que declinó comentar sobre la cuenta @AltUSNatParkSer, es mejor conocido por tuitear fotos de paisajes impresionantes, fauna salvaje y avisos sobre caminos cerrados en invierno que por involucrarse en la política presidencial.

La última disputa en Twitter comenzó cuando el servicio de parques retuiteó mensajes que comparaban negativamente la asistencia a la toma de posesión de Donald Trump con la de Barack Obama en 2009. Representantes de la nueva administración pidieron al equipo digital del Departamento de Interior, que supervisa el servicio de parques, dejar de utilizar Twitter temporalmente. La agencia afirma que la decisión se tomó por la preocupación de que la cuenta hubiera sido hackeada.

A ello le siguieron el miércoles tuits sobre el cambio climático enviados desde la cuenta del Parque Nacional Badlands, que está localizado en Dakota del Sur y tenía únicamente 7.000 seguidores hasta el lunes. Desde la publicación el parque tiene ya 182.000 seguidores y el número sigue creciendo.

Los tuits sobre cambio climático ya han sido borrados, pero sí continúa uno publicado el martes con la foto de una cabra y su cría ante un precipicio y el mensaje “¡TITULA ESTO!”.

La cuenta ha sido tomada por un exempleado quien todavía tiene la contraseña, dijo el parque.

La Casa Blanca no es responsable, dice portavoz

El portavoz de la Casa Blanca Sean Spicer dijo que la Casa Blanca no ordenó que los tuits fueran borrados ni que funcionarios de la Casa Blanca emitieron una orden superior para suspender la expresión en las agencias federales.

“Sé que en el servicio de parques, por ejemplo, durante el fin de semana, alguien, un usuario no autorizado, tenía una vieja contraseña de la oficina de San Francisco, ingresó y empezó a retuitear cosas inapropiadas que iban en contra de sus políticas”, dijo Spicer el miércoles en conferencia de prensa.

Otra cuenta no oficial de Badlands fue creada este mes, y sigue atacando a Trump.

“Dato divertido: El Parque Nacional Badlands es hogar de 39 especies mamíferas (como parte de reestructura del presupuesto, esa cifra se reducirá a la mitad para 2019”, tuiteó la cuenta el miércoles.

Aunque algunas publicaciones de la cuenta no oficial de Twitter @AltUSNatPark, que fue creada originalmente en mayo de 2015, son bromas y retuits de fanáticos de fotos lindas de parques, otras no lo son.

“Esta es la Estrategia sobre Cambio Climático de Recursos Culturales del Servicio Nacional de Parques. Por favor descárguela antes de que sea removida”, tuiteó la cuenta el martes. Un vínculo al reporte se incluye en el tuit.

Si los usuarios de Twitter son empleados gubernamentales, podrían ser encontrados en violación de la política de redes sociales del departamento, dice el estratega de redes sociales Peg Fitzpatrick. La política de redes sociales del Departamento de Interior prohíbe compartir información no pública o compartirla únicamente a través de sitios de terceras personas.

Aún así, dijo Fitzpatrick, “no sé si podrían monitorear a todos los empleados gubernamentales”.

Esperen que continúe el debate sobre las redes sociales

Esperen mayor debate sobre las políticas de redes sociales de la administración Trump, pese a las advertencias.

“Ellos pueden sin duda tratar de amordazar a los empleados y amenazarlos y hacer que tengan miedo”, dice Trevor Trimm, cofundador y director ejecutivo de la Fundación para la Libertad de Prensa.

“Pero estamos hablando literalmente de cientos de miles o millones de personas que trabajan en las agencias federales, y ellos se van a hartar rápidamente, especialmente cuando el gobierno no está utilizando no está usando el secretismo para prevenir que se revele algún secreto importante. En cambio, están tratando de censurar hechos científicos”.

Es más probable que la administración Trump utilice otra táctica, dijo a CNN la profesora de periodismo Lina Denice, de la Universidad británica de Cardiff.

“Realmente no sabíamos lo fácil que es dar información falsa”, dice Denice, quien se enfoca en el rol de las nuevas tecnologías en el activismo moderno y los movimientos de protesta.

“Pero estamos conociendo más sobre esto. La gente tendrá que estar más atenta a lo que lee y de dónde proviene. Eso va a tomar un tiempo”.

En tanto, la autora y futurista Amy Webb predice que “vamos a estar en este masivo golpe de adrenalina y endorfinas durante los próximos dos años” mientras estos debates surgen en las redes sociales.

“Si tuviera que predecirlo, el sentido común dictaría que esto no está en nuestro mejor interés en el largo plazo”.