(CNN Español) - De 2011 a 2014 hubo 75 feminicidios en Paraguay. 79% de las mujeres asesinadas murieron a manos de sus novios, esposos o exparejas. En ese mismo lapso 321 fueron víctimas de violencia física y 285 fueron agredidas sexualmente.

Esto es panorama del flagelo de la violencia de género en Paraguay que revela el informe Violencia contra las mujeres en Paraguay: avances y desafíos, presentado por el Ministerio de la Mujer en Paraguay y ONU Mujeres este miércoles en Asunción.

El estudio analiza los diferentes factores que causan las agresiones contra las mujeres en el país, "desde la legislación hasta las diferentes respuestas institucionales que se brinda a esta problemática" y "busca aportar una visión amplia respecto a los avances y problemas legales para combatir la violencia contra las mujeres, conocer la
ruta y las puertas de entrada que utilizan las mujeres cuando deciden romper el silencio", según se afirma el documento.

La denuncia de estos hechos es un punto clave en Paraguay, pues a pesar de que la violencia doméstica fue el segundo delito más denunciado en 2016, señala el informe, 9 de cada 10 mujeres no registraron los hechos ante las autoridades pues “creyeron que podrían resolverlos sin ayuda”.

Sobre los feminicidios, el informe señala, citando al Observatorio Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana de la Policía Nacional, que de las 75 mujeres víctimas de feminicidio entre 2011 y 2014, 33 de ellas fueron asesinadas por sus concubinos, 13 por sus esposos y 13 por sus exesposos.

En cuanto a los 321 casos de agresión física, la proporción es similar: 166 fueron perpetrados por sus parejas (51,7%), 26 por sus exparejas (8%) y 23 por sus esposos (7,1%).

Según las encuestas en las que se basó el estudio, solo el 15% de las víctimas denuncian los hechos, por lo que las cifras reales de agresión podrían ser mucho mayores.

Sobre la violencia sexual en Paraguay el informe dice que aunque las denuncias van en aumento, sigue siendo un crimen "bajo en denuncia".

De los 285 casos registrados de coacción sexual de 2011 a 2014, 80 fueron perpetrados por padrastros (28%), 78 por padres (27,3%) y 34 por tíos (11,9%).

"La investigación señala que la violencia hoy se sitúa como un problema de orden público, como una violación de derechos humanos que impide el goce y ejercicio de derechos de las mujeres y, por lo tanto, como un problema que debe ser abordado, combatido y erradicado desde el Estado y la sociedad", concluye el estudio.

A partir de sus hallazgos genera una serie de recomendaciones generales para el Estado paraguayo, las instituciones y la sociedad en general. Por ejemplo, proponen "incorporar la perspectiva de género en la formación académica de fiscales y magistrados", "aumentar el compromiso del Estado y la sociedad con medidas de sensibilización orientadas a la transformación de patrones culturales patriarcales y discriminativos", "concientizar, monitorear y establecer mecanismos de seguimiento a medios de comunicación respecto a la difusión de mensajes machistas" y "establecer mecanismos para dar seguimiento al cumplimiento de las medidas de protección dictadas por los Juzgados de Paz", entre otros.

Según cifras de la ONU, 1 de cada 3 mujeres en el mundo sufre violencia física o sexual, principalmente a manos de un compañero sentimental, y según ONU Mujeres, la violencia contra las mujeres es el abuso más generalizado de los derechos humanos y "el feminicidio es su expresión extrema".

Y América Latina es la región donde se presentan más de asesinatos de mujeres por su género: 14 de los 25 países del mundo con las tasas más elevadas de feminicidio están en esta parte del mundo.

Alrededor de 60.000 mujeres son asesinadas al año en América Latina.