CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de salud

Inmigrantes indocumentados no podrán comprar planes de salud estatales en California

Por Ana B. Ibarra, Chad Terhune, Kaiser Health News

(CNN Money) — Los legisladores de California han detenido un primer esfuerzo nacional para ampliar el acceso a atención médica a los inmigrantes indocumentados que viven en el estado.

A instancias de la legislatura estatal, Covered California, la bolsa estatal de seguros, retiró su solicitud para vender planes de salud sin subsidio a personas que se encuentran en el estado ilegalmente. La decisión fue informada por primera vez por el periódico Sacramento Bee.

Bajo la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, las personas que no pueden probar que están legalmente en el país tienen prohibido comprar cobertura de salud en el mercado.

Los inmigrantes en esta situación habían depositado sus esperanzas en la solicitud del estado de una exención a esa regla, presentada el pasado otoño al gobierno federal. Si se hubiera aprobado, a los californianos indocumentados se les habría permitido comprar planes cubiertos de California y unirse a los aproximadamente 1,3 millones de personas que actualmente están inscritos.

El esfuerzo por dar acceso a la bolsa estatal de salud a los inmigrantes indocumentados fue encabezado por el senador estatal Ricardo Lara (demócrata de Bell Gardens) y otros copartidarios. Aprobaron la legislación el año pasado y el gobernador Jerry Brown firmó la medida en junio. Autorizó a Covered California a presentar una solicitud ante funcionarios federales para que renunciara a la prohibición de tales ventas.

Pero las posibilidades de aprobación federal se atenuaron considerablemente con la elección de Donald Trump, quien se ha comprometido a deportar a los inmigrantes que se encuentren en el país sin documentos oficiales, y a derogar la Ley de Asistencia Asequible.

Peter Lee, director ejecutivo de Covered California, se negó a comentar sobre el retiro de la solicitud de exención. Se refirió a una carta que el sistema le envió la semana pasada al gobierno de Barack Obama, que dijo que la propuesta fue archivada a petición de Lara.

El senador Lara dijo en una declaración escrita que había retirado el plan porque temía que el gobierno de Trump pudiera usar la información obtenida con el propósito de deportar inmigrantes indocumentados.

El plan para venderle planes de salud a inmigrantes indocumentados es “la primera víctima californiana de la presidencia de Trump”, escribió Lara. “Tengo muy en cuenta las palabras de Trump en las que asegura que cualquier persona está sujeta a deportación en cualquier momento, y California no será parte de una campaña derrochadora e inhumana contra los inmigrantes que están trabajando duro y siguiendo las reglas”.

La decisión de desbloquear el plan se produce cuando el futuro de la atención en salud para millones de californianos está en la cuerda floja, con los líderes republicanos en Washington proponiéndose derogar las principales disposiciones de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio, también conocida como Obamacare.

Anthony Wright, director ejecutivo del grupo de defensa del consumidor Health Access California, dijo que la decisión californiana refleja una reorganización de las prioridades. Lo que es urgente ahora, dijo, es preservar las ganancias actuales en la cobertura de salud de los californianos. Y para incorporar inmigrantes indocumentados a Covered California, los funcionarios deben primero asegurarse de la supervivencia del sistema”, afirmó Wright.

“No queríamos que esta solicitud de exención, que seguramente iba a ser rechazada, se interpusiera en la defensa de estos programas básicos que brindan cobertura a tantos”, dijo.

No se esperaba que la venta de los planes de salud de Covered California a inmigrantes sin estatus legal aumentara significativamente la inscripción en el sistema, ya que ellos, a diferencia del 90% de los afiliados actuales, no habrían calificado para subsidios federales con el fin de reducir sus primas. Eso habría hecho muy difícil o casi imposible para muchos de ellos el pagar las pólizas.

Por otra parte, los inmigrantes indocumentados en el estado ya pueden comprar seguros de salud en el mercado privado, y las opciones de cobertura y las primas son similares a los planes vendidos en el sistema estatal.

Covered California estimó en agosto pasado que sólo 17.000 californianos habrían obtenido cobertura de salud como resultado de una apertura del sistema a la población indocumentada.
Muchos expertos y defensores de los usuarios del sistema de salud concordaron en que el esfuerzo fue en su mayoría un gesto simbólico, pero importante para muchas personas.

Los partidarios dijeron que permitirle a los inmigrantes indocumentados el comprar cobertura de salud en el sistema estatal le habría resuelto problemas a muchas familias compuestas tanto por residentes legales como no legales. La propuesta le habría permitido a las familias de “estado mixto” comprar sus seguros juntos a través de Covered California, simplificándoles el proceso.

Lara y otros patrocinadores del esfuerzo lo vieron como un paso importante hacia la expansión de la cobertura de salud a todos los californianos, independientemente de su estatus migratorio.
Magdalena Velázquez, de San José, quien trabaja como voluntaria en el grupo de apoyo Servicios, Derechos para Inmigrantes y Red de Educación (SIREN, por sus siglas en inglés), ha seguido el tema de cerca. Aunque no tiene autoridad legal para estar en los Estados Unidos, tiene cobertura de salud a través del empleador de su esposo. Pero muchos de sus familiares y amigos no tienen seguro médico.

“Tristemente, una vez más estamos viendo que la lucha por nuestros derechos en salud tiene que tomar una pausa”, dijo Velázquez.

Cuando California presentó su solicitud al gobierno federal el año pasado, los partidarios esperaban que el gobierno de Obama la revisara rápidamente, aumentando sus posibilidades de aprobación, aseguró Wright. Pero a principios de la semana pasada, el proceso de solicitud sólo había pasado por una revisión preliminar.

Algunos expertos en atención sanitaria creen que la aprobación no se habría garantizado, incluso si el anterior gobierno nacional hubiera completado su revisión antes de que Trump asumiera el cargo. Excluir a los inmigrantes sin documentos fue un compromiso que le posibilitó a la Ley de Asistencia Asequible su paso por el Congreso, señalaron, y los funcionarios de Obama se habrían mostrado renuentes a renunciar a ella.

Kaiser Health News es un servicio nacional de noticias sobre políticas de salud que forma parte de la Fundación Henry J. Kaiser Family.