(CNN) - Usualmente cuando escuchamos “McDonald’s”, pocas cosas vienen a nuestra mente: comida rápida, Cajita Feliz, Big Mac, Ronald McDonald o incluso papas fritas.

Estos días, sin embargo, la cadena de restaurantes de los arcos amarillos podría también significar “cambios en el menú”.

La cadena se asegura de que su “comida diaria” esté comprometida a hacer cambios que hagan una transformación positiva para sus consumidores. Como resultado, McDonald’s ha hecho varias modificaciones a su menú durante varios años.

Por ejemplo, en la Cajita Feliz de Estados Unidos, la compañía incluye ahora tanto frutas de la temporada (como trozos de manzana o naranjas) o una opción de productos bajos en grasa. La Cajita Feliz aún viene con papas fritas, pero también puedes elegir frutas o yogur.

Otros cambios recientes incluyen col rizada, espinacas, lechugas de hojas rojas y zanahorias en sus ensaladas. Así mismo incluyen leche de vaca, no tratada con rBST, una hormona artificial de crecimiento; y McNuggets de pollo sin colores o sabores artificiales ni conservantes.

140728071638-mcdonalds-big-mac-shortage

McDonald’s también ofrece una calculadora amigable de nutrición en su sitio web que te permite fácilmente agregar y restar componentes de tu comida para ver cómo, por ejemplo, las papas pequeñas le darán el valor nutricional de la comida (230 gramos y 1,5 gramos de grasa saturada). O cómo no comer tocino en un Egg McMuffin impactará en la cantidad de sodio de la comida.

A parte de las mejoras en el menú y en la página web, las opciones de la cadena son de alguna manera limitadas, particularmente cuando eliminas carne roja y carnes procesadas. Por eso, algunas de nuestras opciones favoritas son mencionadas en más de una categoría.

Por ejemplo, cuando solo tienes dos ensaladas principales para elegir y una incluye tocino, no quedas con muchas opciones para elegir. Así que escucharás la ensalada Southwest con pollo asado varias veces con pequeñas variaciones. Lo mismo pasa con el Egg McMuffin (que no está disponible todo el día) y la combinación de frutas y yogur, que constantemente están en lo más alto de la lista de nuestro nutricionista.

Sobre las bebidas, aléjate de las que tienen azúcar (incluso las calientes) y opta por una botella de agua o un McCafé Latte con leche sin grasa.

Y cuando se trate de batidos, no te dejes engañar por “los tamaños pequeños”: un batido de fresa pequeño te aportará 74 gramos de azúcar o 18,5 cucharas. Eso es tres veces la cantidad de azúcar recomendada para una mujer en un día y dos veces el límite para un hombre.