(CNN) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está “determinado a proteger los derechos de todos los estadounidenses, incluidos los de la comunidad LGBTI”, dijo la Casa Blanca en un comunicado, este martes en la mañana.

En este, agrega que el decreto de 2014 que “protege a los empleados de discriminación anti-LGBTI en sus lugares de trabajo mientras sean trabajadores federales”, permanecerá “intacto”.

“El presidente Trump sigue siendo respetuoso y comprensivo con los derechos de la comunidad LGBTI, justo como lo fue durante la campaña electoral”, dice el comunicado.

“El presidente está orgulloso de haber sido el primer nominado republicano en mencionar a la comunidad LGBTI en su discurso de aceptación a la nominación, prometiendo entonces proteger a la comunidad de la violencia y la opresión”.

La corresponsal de CNN en la Casa Blanca, Sara Murray, confirmó más temprano que el gobierno de Estados Unidos no tiene planes para revertir las protecciones para la comunidad LGBTI cuando se trate de trabajadores federales, según un alto funcionario de gobierno.