El primer ministro Justin Trudeau (centro) habla durante un acto de repulsa cerca de la mezquita atacada (ALICE CHICHE/AFP/Getty Images)

(CNN) - El sospechoso del ataque en una mezquita en Quebec, Canadá, que dejó seis muertos es un "lobo solitario", dijo el lunes el ministro canadiense de Seguridad Pública, Ralph Goodale.

Alexandre Bissonnette fue identificado como la persona que abrió fuego en el Centro Cultural Islámico de Quebec, según una fuente de la Policía Montada de Canadá y un secretario de la Corte de la ciudad de Quebec.

Bissonnette se enfrenta a seis cargos de asesinato en primer grado y cinco de intento de asesinato, según la cuenta de Twitter verificada de la Policía Montada de Canadá. Era estudiante en la Universidad de Laval, en Quebec, según la escuela.

En declaraciones en una conferencia de prensa de Ottawa, Goodale dijo que el ataque era difícil de prevenir. El nivel de amenaza terrorista se mantiene sin cambios, dijo.

Testigos dijeron que el hombre armado disparó indiscriminadamente contra los fieles en la mezquita, entre los que había hombres, mujeres y niños. Treinta y nueve personas que se encontraban en la mezquita al momento de los disparos resultaron ilesos, y ocho resultaron heridos.

La Universidad Laval dijo que "condenaba enérgicamente y sin reservas los actos inaceptables y terribles" en la mezquita.

Bissonnette, que era estudiante en la escuela de ciencias sociales, fue excluido de cualquier actividad de estudio o investigación hasta el final del proceso judicial en curso, informó la universidad.

Entre 2002 y 2004, Bissonnette también participó en el Programa de Cadetes, un programa para jóvenes en todo el país afiliado a las Fuerzas Armadas de Canadá que se centra en el desarrollo de habilidades como el liderazgo y la ciudadanía, dijo el mayor Doug Keirstead, portavoz de las Fuerzas Armadas canadienses.

"Los cadetes no son miembros de las Fuerzas Armadas de Canadá y no reciben entrenamiento militar", agregó Keirstead.

Bissonnette se encuentra bajo custodia  y no se revelaron más detalles.

El primer ministro de la provincia de Quebec, Philippe Couillard, calificó el ataque como un acto de terrorismo.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, expresó su condena por el ataque y su apoyo a la comunidad musulmana canadiense.

"Es desgarrador ver tanta violencia sin sentido. La diversidad es nuestra fuerza, y la tolerancia religiosa es un valor que nosotros, como los canadienses, apreciamos", escribió en un comunicado.

"Musulmanes canadienses son una parte importante de nuestro tejido nacional, y estos actos sin sentido no tienen cabida en nuestras comunidades, ciudades y países. Las autoridades policiales canadienses van a proteger los derechos de todos los canadienses, y hará todo lo posible para detener a los autores de este y todos los actos de intolerancia".