(CNN) – Una bebé iraní, que sufre de un defecto cardíaco, quedó enredada en medio de la prohibición inmigratoria que ordenó el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Y su familia extendida en Oregon ha emprendido una misión urgente para poder llevarla a ese país y que le puedan practicar una cirugía crítica.

Los padres de Fatemeh tenían previsto reunirse con los médicos en Portland el 5 de febrero, pero se les prohibió viajar de Teherán a Portland, le explicó a CNN Samad Teghizadeh, tío de la bebé.

El mes pasado, los doctores iraníes en Teherán le dijeron a la familia de Fatemeh que la pequeña de cuatro meses tiene anormalidades estructurales y dos agujeros en su corazón. Pero no sólo eso: en esa ciudad también carecen de recursos para tratarla.

Fatemeh y sus padres abordaron el avión hacia Dubai el pasado sábado, pero fueron devueltos a Irán: se les informó que deberían volver a aplicar para su visa estadounidense en 90 días.

Por su parte, Teghizadeh, un ciudadano de Estados Unidos que vive en Portland, teme que su sobrina no puede sobrevivir hasta ese momento.

Este contratiempo para la bebé Fatemeh y su familia se debe al decreto que firmó Trump y que impone una abrupta prohibición para viajeros que provengan de siete países de mayoría musulmana, incluido Irán.

Llamado de emergencia

Muchas autoridades estatales y federales han intervenido a favor de la familia, le confirmó a CNN Amber Murray, un abogado de inmigración que trabaja en el caso y está en Washington.

Murray le está ayudando a la familia a obtener una exención de emergencia para evitar la prohibición y llegar al país.

Si esta exención falla, la familia podría considerar una solicitud humanitaria, que podría tomar de 30 a 90 días, aconsejó Murray.

Los abogados del caso trabajan con los funcionarios del Departamento de Estado para ver si este proceso podría ser más rápido, en caso de que la exención no sea concedida, añadió Murray.

“Estoy muy preocupada”, reveló la gobernadora de Oregon, Kate Brown, durante una rueda de prensa este jueves.

“Encuentro deplorable que una menor, que se suponía que debía venir a Oregon a recibir cuidados tan necesarios para salvar su vida, no pudiera acceder a esa atención en la Universidad de Ciencias de la Salud de Oregon.

El despacho de la gobernadora se ha conectado con la familia para determinar si la ayuda médica se puede proporcionar, le aseguró a CNN el portavoz de Brown, Bryan Hockaday.

La familia de Fatemeh, además, contactó al senador de Oregon Jeff Merkley para pedirle ayuda.

La cirugía

Médicos de todo el país, y también de Canadá y Alemania, respondieron a las llamadas de ayuda, le indicó Murray a CNN.

“Ella tiene una anatomía muy complicada con un Defecto Septal Ventricular (VSD, por sus siglas en inglés) muscular”, añadió.

El VSD es un defecto cardíaco común que se presenta durante el nacimiento, debido a una conexión anormal entre los ventrículos o cámaras inferiores del corazón, según informa la Clínica Mayo.

Los médicos están esperando más detalles sobre la historia clínica de Fatemeh, pero además de tener VSD, el diagnóstico inicial indica que también sufre de otras complicaciones cardíacas incluido un defecto septal atrial, que básicamente es un “agujero” en la pared que separa las dos cámaras superiores del corazón.

Mientras tanto, la familia espera que un médico haga la cirugía gratis.

Los doctores en Teherán enviaron los resultados del ecocardiograma de Fatemeh a sus colegas en Portland, quienes revisaron el caso y sostienen que necesita ser operada con urgencia.

También proyectaron que la bebé tiene un largo camino por recorrer: se necesitarán al menos dos operaciones para reparar los agujeros en su corazón y las oportunidades de sobrevivir son mayores en Estados Unidos.

Teghizadeh, quien ha sido ciudadano estadounidense por siete años, vive con sus padres en Portland (los abuelos de Fatemeh), quien también tienen la ciudadanía.

“Este es mi hogar. Aquí vivimos. Mi trabajo y todo está en Estados Unidos”, añadió. “Créeme, si no tuviera un hermano y una hermana en Irán, no viajaría. Este es nuestro hogar”.

Teghizadeh solo quiere que la bebé de su hermana pueda obtener la atención que necesita.