(CNN Español) – La Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en México desistió de aumentar el precio de las gasolinas en la primera semana de febrero, como estaba programado.

Según informó la dependencia, "los precios máximos de las gasolinas y el diésel que estarán vigentes del 4 al 17 de febrero de 2017 permanecerán sin cambios con respecto a los observados en enero para cada uno de los tres combustibles".

Así el precio promedio a nivel nacional se mantendrá en $15.99 por litro para la gasolina Magna, $17.79 para la gasolina Premium y $17.05 para el diésel, lo que equivale a menos de un dólar por litro.

Las autoridades mexicanas aseguran que la determinación de mantener los precios se debe en parte a que las medidas de austeridad ya anunciadas por el presidente Enrique Peña Nieto, "así como la evolución reciente del tipo de cambio y del precio internacional de las gasolinas han creado las condiciones para mantener sin cambios los precios máximos durante el periodo señalado".

A través del Diario Oficial de la Federación, la Secretaría de Hacienda informó más temprano la ampliación de estímulos fiscales a importadores de combustibles para bajar su costo.

La dependencia dijo que este estímulo fiscal en el impuesto especial sobre producción y servicios aplicará a "los contribuyentes que importen y enajenen gasolinas".

El nuevo decreto establece que el subsidio para la gasolina Magna será de 1.77 pesos; el de la Premium de 0.15 pesos, y para el diésel será de 1.6 pesos.

A finales de 2016, la SHCP anunció que en enero el precio de la gasolina aumentaría entre 14 y hasta 20% en todo el país. En febrero se tenían previstos dos ajustes en las primeras dos semanas del mes, y a partir del 18 el ajuste sería diario.

Pese a la permanencia del costo de combustibles en México, las autoridades siguen combatiendo el robo de combustible en distintas entidades. En 2016, según datos de Petróleos Mexicanos (Pemex) se registraron 6 mil 159 tomas clandestinas. Esa cifra ya es 791% superior a los registros de 2010.