(CNN) – El Ejército de Estados Unidos está enredado tratando de explicar una confusión bochornosa: publicó un video de la incursión que hizo este domingo en Yemen, pero las imágenes resultaron pertenecer un material que había sido divulgado años antes en línea.

Un portavoz del ejército reconoció que el video fue publicado sin ser analizado previamente a fondo.

La publicación del material audiovisual pretendía demostrar el valor que tuvo el ataque del pasado fin de semana, cuyo objetivo declarado era recoger información de inteligencia clave sobre al Qaeda en Yemen. Sin embargo, el video liberado no era uno nuevo, pues esas imágenes estaban en línea desde hace varios años.

El material fue retirado porque el ejército no quería “que pareciera que estábamos intentando difundir un video viejo”, aseguró el portavoz del Comando Central de Estados Unidos, John Thomas. El error se debió a “nuestra falta de tiempo para poder analizarlo como es debido”, añadió.

“Estábamos tratando de exponer un ejemplo de algunas de las cosas que se encontraron en la incursión”, explicó Thomas.

Ahora, el oficial también insistió en que no había ninguna presión para publicar algo. Thomas reiteró que el Mando Central de Estados Unidos (Centcom, por sus siglas en inglés) no recibió ninguna instrucción para difundir el video de mandos superiores y que solo informó al Departamento de Asuntos Públicos del Pentágono la intención de publicarlo.

“No importa cuándo fue grabado el video. Sigue siendo ilustrativo en quiénes son y cuáles son sus intenciones”, indicó sobre el grupo terrorista el portavoz del Pentágono, Jeff Davis.