CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Negocios

Fiscales de Corea del Sur buscan arrestar a heredero de Samsung

Por Charles Riley

(CNN) — Los fiscales en Corea del Sur están buscando de nuevo una orden de arresto para el heredero del imperio empresarial de Samsung.

Lee Jae-yong, el líder de facto de Samsung, ha estado bajo investigación como parte del enorme escándalo de corrupción política que ha sacudido a Corea del Sur.

Los fiscales dicen que también están buscando una orden de arresto contra el presidente de Samsung Electronics (SSNLF), Park Sang-jin. No se detallaron los cargos que enfrentarían los dos ejecutivos.

Un juez decidirá si aprobará las órdenes de arresto a finales de esta semana.

Lee Jae-Yong (C), son of Samsung group chairman Lee Kun-Hee, arrives at the independent counsel's office in Seoul on February 28, 2008. The heir apparent to South Korea's Samsung group was summoned by investigators for questioning about the group's controversial wealth transfer and other alleged business irregularities. AFP PHOTO/HONG JIN-HWAN (Photo credit should read HONG JIN-HWAN/AFP/Getty Images)

Lee Jae-yong (HONG JIN-HWAN/AFP/Getty Images)

Los fiscales primero intentaron arrestar a Lee en enero, pero un juez rechazó la solicitud, citando la falta de evidencia. En ese momento, los fiscales se comprometieron a proseguir “constantemente” con su investigación del heredero de Samsung.

En enero, los fiscales acusaron a Lee de soborno, malversación de fondos y perjurio. Dijeron que el ejecutivo, que también es conocido como Jay Y. Lee, pagó decenas de millones de dólares para ganar el apoyo del gobierno para una controversial fusión que ayudó a estrechar su control sobre el mayor conglomerado del país.

El caso es parte de un escándalo de gran alcance que ha llevado a cientos de miles de manifestantes surcoreanos a las calles y llevó a los legisladores a votar para llevar al juicio político a la presidenta Park Geun-hye. Otras importantes empresas surcoreanas también están bajo investigación.

Los vínculos de Samsung con la investigación sobre la corrupción han causado más daño a la imagen de la compañía después del humillante fiasco de su smartphone Galaxy Note7el año pasado.

Lee no es el primer líder empresarial surcoreano en enfrentar acusaciones de corrupción. Su padre, el presidente del Grupo Samsung, Lee Kun-hee, fue declarado culpable dos veces y recibió perdón dos veces.