(CNN) - El mundo de la comida está plagado de acalorados debates, y una de las peleas más polarizantes se centra alrededor de la piña en la pizza, lo que la convierte en pizza con piña, conocida como la hawaiana.

Esta semana, el presidente de Islandia, Guðni Th. Jóhannesson, nos dejó saber lo que piensa al respecto.

Si el presidente Jóhannesson pudiera, haría ilegal la pizza hawaiana.

Si el presidente Jóhannesson pudiera, haría ilegal la pizza hawaiana.

Después de aceptar preguntas de estudiantes de una escuela secundaria en el norte de su nórdico país, un audaz alumno le preguntó sobre qué pensaba de la piña como aderezo para la pizza.

El presidente no contuvo su desacuerdo en contra de ese 'maridaje' gastronómico. También dijo que si tuviera el poder de aprobar leyes, prohibiría la pizza hawaiana en todo el país, según informó el sitio local de noticias Visir.

Como era de esperarse, Twitter ardió:

@Layla_AlAmmar dice que "el presidente de Islandia es el héroe que todos necesitamos ahora... #piñaenlapizza".

Aunque la mayoría en Twitter se pronunció a favor de la prohibición, hubo algunos opositores que francamente apoyaron la presencia del aderezo.

"¿El presidente de Islandia quiere prohibir la pizza hawaiana? Oh, ¿por qué tanto odio? La piña en la pizza no se lo merece", dice @fassywassy.

Por supuesto, DiGiorno Pizza no se podía perder esta ocasión.

"Aquí no hay prohibición", dice en su cuenta @DiGiornoPizza.

Aunque puede que esta no sea la prohibición más polémica flotando por ahí en la política, no sorprendería a nadie que haya en un futuro próximo una marcha de protesta de los "amantes de la pizza hawaiana".