(CNNMoney) - Kellyanne Conway, alguna vez la vocera más visible de Donald Trump en la Casa Blanca, ha sido marginada de sus apariciones en televisión por hacer declaraciones que entraban en conflicto con la postura oficial del actual gobierno de Estados Unidos. Así se lo confirmaron a CNNMoney fuentes de la Casa Blanca este miércoles.

Conway no ha dado ninguna entrevista en televisión desde comienzos de la semana pasada. Ese lunes, aseguró que el entonces consejero de Seguridad Nacional Michael Flynn tenía “toda la confianza” del presidente. Horas después, Flynn renunció.

MIRA: Renuncia de Michael Flynn desata tormenta en el Ejecutivo de EE.UU.

Al día siguiente, Conway aseguró que Flynn le había ofrecido renunciar, aunque el secretario de Prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo que Trump era quien le había pedido la renuncia a Flynn.

Desde entonces, no da ninguna entrevista en televisión.

Esas declaraciones, que llegaron en medio de un escrutinio público sobre la credibilidad de Conway, llevaron al presidente y a sus principales asesores a concluir que sus apariciones le estaban haciendo más daño que bien al gobierno, según las fuentes de la Casa Blanca.

Conway estaba “fuera de línea”, dijo una fuente de la Casa Blanca.

MIRA: ¿Quién es Kellyanne Conway?

Kellyanne Conway

Kellyanne Conway

Ni Conway como la oficina de prensa de la Casa Blanca han respondido a las solicitudes de CNN para hablar al respecto.

La ausencia de Conway de los medios ya ha disminuido el nivel de controversia generado alrededor de la Casa Blanca, lo que sugiere que la oficina de prensa puede estar teniendo un mejor control sobre la estrategia de enviar mensajes a los medios.

Incluso antes de los comentarios de Flynn, Conway ya estaba en el centro de la controversia por alentar a los estadounidenses a comprar las prendas de vestir de Ivanka Trump, algo que para el presidente del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes Jason Chaffetz estuvo “más allá de los límites” y fue “inaceptable”.

“Claramente están teniendo mucho más que una semana sin dramas”, aseguró una fuente cercana a la Casa Blanca. “Tener a Kellyanne fuera de la televisión los está ayudando”.

La ausencia de Conway también es vista como una victoria para el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer. Como CNN reportó la semana pasada, muchas fuentes dentro y afuera de la Casa Blanca creen que Conway era la responsable de filtrar a la prensa historias negativas sobre Spicer y de complicar su trabajo al contradecirlo en entrevistas.

Días antes de la debacle de Flynn, Conway le dijo a CNN que estaba pensando en reducir sus apariciones en televisión. “Estoy tratando de disminuir mi exposición en televisión”, dijo.

LEE: ¿Por qué Trump y la Casa Blanca dicen falsedades? Esto responde Kellyanne Conway

Después de los comentarios de Conway sobre Flynn, el programa Morning Joe de MSNBC anunció que no volvería a entrevistar a Conway porque le faltaba credibilidad. 

“Miente y un par de horas después tú detectas esas mentiras”, dijo el presentador Joe Scarborough. “Es deshonesta con la gente, no vale la pena entrevistarla”, dijo por su parte la presentadora Mika Brzezinski.

Desde el pasado miércoles, hace una semana, las apariciones de Conway en los medios se han limitado a entrevistas de radio, incluyendo una realizada este martes con el programa del conservador Hugh Hewitt.

Las fuentes creen que Conway volverá a la televisión, pero el gobierno está disfrutando de este respiro de la controversia creada por sus apariciones.

“Trump la estaba utilizando como una suplente efectiva, pero luego ella comenzó a ser inefectiva”, dijo una de las fuentes. “Así que están dejando que el fuego se apague un poco”.