(CNN) - Los policías están acostumbrados a patrullar las calles, atrapar a los malos y combatir el crimen. ¿Pero a resolver la tarea de matemáticas de quinto grado? No tanto.

Pero un agente en Marion, Ohio, fue más allá de la llamada del deber cuando una estudiante de la escuela primaria contactó al departamento por un mensaje de Facebook con una petición que nunca había recibido antes.

Lena Draper, de diez años, no sabía cómo responder a esta pregunta: (8 + 29) x 15.

Por lo tanto, se dirigió al Departamento de Policía de Marion para obtener respuestas a su enigma matemático.

"Estoy teniendo problemas con mi tarea. ¿Podría ayudarme?", preguntó Lena.

El intrépido teniente B.J. Gruber, de 42 años, no se amedrantó con la tarea, a pesar de haber pasado hace varias décadas por la clase de matemáticas del quinto grado.

Él respondió diciéndole a la chica que "hiciera los cálculos entre paréntesis primero".

Gruber habló con CNN este martes y dijo que la solicitud de la chica "realmente no me pareció increíblemente extraña".

Sin embargo, añadió que era la primera vez que el departamento había recibido una pregunta de tarea en su cuenta de Messenger.

Viendo que la policía estaba a la altura de su tarea de proteger, servir y calcular, Lena no se detuvo con sólo un problema de matemáticas.

Ella quería saber, además, cómo resolver esto: (90 + 27) + (29 + 15) x 2.

Gruber respondió de nuevo, diciéndole: "Toma la respuesta del primer paréntesis más la respuesta del segundo paréntesis y multiplica esa respuesta por dos. Trabajar de izquierda a derecha haciendo el trabajo dentro del paréntesis primero".

Un pequeño error

La mamá de Lena, Molly Draper, publicó las capturas de pantalla del intercambio en Facebook. Y un amigo suyo señaló lo que podría ser un delito matemático: el orden de la operación en la respuesta del agente era en realidad incorrecta.

"Pero, después de hacer los paréntesis, en realidad debe multiplicar el (29 + 15) por 2, y luego sumar (90 + 27)", escribió Amy Pelfrey. -"¡Me alegro de que estuvieran dispuestos a ayudar! ¡Pero la multiplicación va antes de la adición!", añadió.

Gruber admite que es "más un tipo de historia y estudios sociales" y se rió de que las matemáticas no eran la materia en la que mejor le iba en la escuela.

Dijo que está feliz de que el error haya sido descubierto antes de que Draper entregara sus deberes en la escuela.

A pesar de la petición única de la joven estudiante, Gruber -quien se describió a sí mismo como alguien con la "pasión de contar realmente la historia de los seres humanos que hacen nuestro trabajo"- dice que está feliz de poder involucrar y construir relaciones con las personas, y especialmente los niños, en la comunidad.

Y la mamá de Lena está contenta con eso.

"Pensé que era maravilloso que se tomaran el tiempo para trabajar con ella", le dijo Molly Draper a CNN. "Demuestra un compromiso de construir relaciones y confiar en la comunidad".

¡Y eso es siempre una ventaja!