El portero suplente del Sutton United Wayne Shaw renunció tras sospechas de apuestas.

(CNN) - Todo comenzó como un detalle hilarante en medio de un mediocre partido de fútbol: Wayne Shaw, el regordete guardameta del Sutton United, fue pillado comiéndose un pastel durante el segundo tiempo del encuentro de la Copa FA contra el Arsenal.

Pero lo que comenzó como una broma terminó con investigaciones sobre apuestas y la renuncia del tan querido arquero suplente.

La empresa de apuestas Sun Bets, que de manera polémica reemplazó al patrocinador normal del Sutton solamente para el partido contra el Arsenal, aseguraba que había probabilidad de 8 a 1 de que Shaw fuera sorprendido comiéndose un pastel en la línea lateral.

El partido de este lunes fue calificado como el máximo encuentro del tipo David vs. Goliat.

El Arsenal, cuarto equipo de la Premier League, debía viajar a Gander Green Lane (un estadio con una capacidad aproximada de 6.000 espectadores con una gradería temporal para albergar a los aficionados del club de la Premier League), para disputar el partido contra el Sutton United, equipo de la quinta división inglesa.

En el segundo tiempo, después de que Theo Walcott pusiera por delante al Arsenal por 2-0 y el Sutton hubiese agotado sus cambios, las cámaras captaron a Shaw en la línea lateral comiendo lo que los comentaristas dijeron que era un pastel de manera descarada, con entusiasmo incluso.

El mundo del fútbol y la cocina no se habían conectado a tan alto nivel desde que Mark Sánchez, de los Jets de Nueva York, se comió un hot dog en la línea lateral.

Shaw aclararía más tarde en Twitter que era una empanadilla y no un pastel. Carne y patata, para ser exactos.

Por supuesto, nada de esto debería haber pillado a nadie desprevenido. Shaw ya había ido al bar en el medio tiempo, donde un reportero de la BBC lo vio junto a algunos fanáticos.

Todo era diversión hasta que la Football Association (FA) y la Comisión de Juegos de Azar del Reino Unido entraron en acción.

En un comunicado enviado a CNN, un portavoz de la FA dijo: "Estamos investigando para determinar si ha habido alguna violación de las reglas de la FA relativas a las apuestas".

La Comisión de Juegos de Azar también abrió una investigación, aseguró su director de inteligencia y acción, Richard Watson, en un comunicado.

"La integridad en el deporte no es una broma y hemos abierto una investigación para establecer exactamente lo que sucedió. Como parte de eso, vamos a vigilar cualquier irregularidad en el mercado de apuestas y establecer si el operador cumple los requisitos de su licencia para desempeñar su negocio con integridad ", afirmó.

La comisión agregó en un correo electrónico que había advertido a las casas de apuestas en junio sobre posibles problemas de integridad relacionados con "nuevos mercados", que incluyan apuestas fuera de lo común como comer pastel.

A ver, a ver... ¿apuestas por comer pastel?

Sí, sobre comer pastel. Tan pronto como el regordete Shaw comenzó a mascar, el servicio de apuestas tuvo que pagar por lo menos 10.000 libras (cerca de 12.500 dólares), según un tuit de Sun Bets.

Lo complicado es que Shaw les dijo a reporteros después del partido que él sabía que Sun Bets había apostado sobre su bocadillo en medio del partido, según múltiples informes.

"Algunos de mis compañeros me dijeron:" ¿Qué está pasando con eso del 8 a 1 de que te comes un pastel?". Les dije: "No sé, no he comido nada en todo el día, así que podría hacerlo más tarde", dijo.

“Pensé en darles algo de qué hablar y lo hice. Ya habíamos hecho todos los cambios y perdíamos 2-0”, dijo.

"Fui a la cocina y lo conseguí en el medio tiempo. Lo tenía todo preparado, la carne y las papas. Lo hice sólo para darles de qué hablar", añadió.

Estricta legislación sobre las apuestas

Shaw aspira el banquillo del Arsenal antes del partido de la Copa FA.

Shaw aspira el banquillo del Arsenal antes del partido de la Copa FA.

Un decreto del 2014 prohíbe a los futbolistas hacer apuestas, y las reglamentación establece que los jugadores no pueden instruir a otra persona a apostar por un asunto relacionado con el fútbol o a transmitir información que pueda ayudar a alguien en las apuestas.

Cuando se le preguntó si conocía a alguien que haya hecho una apuesta, Shaw respondió: "Creo que hubo algunas personas, obviamente no se nos permite apostar. Creo que algunos de los compañeros y de los fanáticos sí lo hicieron".

Este martes por la mañana el nombre de Shaw estaba por todas partes. Las historias sobre su jovialidad se oían por doquier y el portero de 45 años parecía estar disfrutando de ser el centro de atención durante una aparición en Good Morning Britain.

Shaw, que también se desempeña como entrenador de porteros y cuidador del estadio del Sutton, se rió junto con los anfitriones del programa mientras mostraban una foto suya aspirando el césped del Gander Green Lane en chanclas antes del partido contra el Arsenal.

Pero pronto llegaron las malas noticias, ya que el gerente del Sutton, Paul Doswell, le dijo a Sky Sports News HQ que él "despertó esta mañana y comenzó una mini crisis".

"Nos dimos cuenta de las implicaciones de lo que había sucedido, con respecto a la FA y la Comisión de Juegos de Azar, y lamentablemente Wayne ha renunciado a su puesto en el equipo", afirmó Doswell.