CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Religión

El papa Francisco podría visitar Sudán del Sur

Por CNN

(CNN) — El papa Francisco dijo que sus colaboradores “están estudiando la posibilidad” de visitar Sudán del Sur. La razón de esto, según explicó, es que obispos “anglicanos, presbiterianos y católicos” de Sudán del Sur le han dicho: “Por favor, ven a Sudán del Sur, incluso por un día, pero no vengas solo, ven con Justin Welby”, el Arzobispo Anglicano de Canterbury.

“Estamos viendo si es posible o si la situación allí es muy peligrosa. Pero tenemos que hacerlo porque ellos —las tres comunidades cristianas— desean la paz y están trabajando juntos por ella”, dijo el papa Francisco.

LEE: Enfrentamientos en Sudán del Sur dejan al menos 150 muertos

Las palabras del papa llegaron durante su visita dominical a la Iglesia Anglicana de Todos los Santos en Roma, en una sesión de preguntas y respuestas. El papa estaba respondiendo a una seminarista anglicana de Nigeria que le había preguntado sobre la vitalidad de las iglesias en el hemisferio sur.

El papa Francisco dijo que esas iglesias son jóvenes y por lo tanto tienen cierta vitalidad debido a su juventud. También contó una anécdota sobre el Beato Pablo VI para mostrar que “el ecumenismo [movimiento que promueve la unidad entre todas las iglesias cristianas] es a menudo más fácil en las iglesias jóvenes”.

“Cuando el beato Pablo VI beatificó a los mártires ugandeses —una joven iglesia— entre ellos había catequistas, todos jóvenes, unos eran católicos y otros anglicanos, y todos fueron martirizados por el mismo rey que odiaba la fe, porque ellos se rehusaron a seguir los sucios propósitos del rey. Y Pablo VI estaba avergonzado, diciendo: ‘Debería beatificar a ambos grupos, todos ellos son mártires’. Pero en ese momento de la Iglesia católica, una cosa como estas no era posible”.

Al responder a otra pregunta sobre las relaciones ecuménicas entre las iglesias, el papa Francisco dijo: “La relación entre católicos y anglicanos hoy en día está bien; nos preocupamos por los otros como hermanos”.

Entonces dio dos ejemplos del terreno común de las dos iglesias: los santos y la vida monástica. “Nosotros tenemos la tradición común de los santos… Nunca, nunca en las dos iglesias, las dos tradiciones renunciaron a los santos”.

Luego dio otro ejemplo de la conexión entre las dos iglesias.

“Otra cosa que ha mantenido a las dos iglesias conectadas por nuestras tradiciones religiosas: monjes [masculinos y femininas], monasterios. Y los monjes, tanto católicos como anglicanos, son una increíble fuerza espiritual de nuestras tradiciones”.

El papa Francisco se convirtió este domingo en ser el primer pontífice católica en visitar la Iglesia Anglicana de Roma. Anteriormente, el papa Juan Pablo II visitó la catedral anglicana de Canterbury en mayo de 1982, y el papa Benedicto XVI visitó la Abadía de Westminster en Londres, en 2010, según informa Radio Vaticana.

El gobierno de Sudán del Sur declaró oficialmente el pasado 22 de febrero hambruna en algunas partes del país. Naciones Unidas alertó que áreas que han sido golpeadas más fuertemente por la guerra y por el colapso de la economía han dejado cerca de 100.000 personas enfrentadas a la inanición, mientras que otro millón de personas están en riesgo de hambrunas.

Sudán del Sur obtuvo su independencia en 2011 después de que el 98% de la población votó a favor de separarse de Sudán. La nación de África Oriental, el país más joven del mundo, cayó rápidamente en una guerra civil con trasfondo étnico. La guerra civil que siguió fue horrible: según cifras de junio de 2016, al menos 50.000 personas habían muerto, había más de 2 millones de desplazados, y casi 5 millones de personas enfrentan escasez de alimentos.

El papa Francisco hizo un llamado el pasado lunes a los afectados de Sudán del Sur, “donde un conflicto fratricida se ve agravado por una crisis alimentaria que condena a la muerte a millones de personas, incluyendo a muchos niños”.

El pontífice exhortó a todos los involucrados a “comprometerse a no dejar de hacer declaraciones, sino también a proporcionar ayuda alimentaria concreta y permitir que llegue a las poblaciones que sufren”.