CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Arte

Esta es la tercera pintura más cara que se ha subastado en Europa: 59,3 millones de dólares

Por Anna Cummins

(CNN) – Una pintura del artista austríaco Gustav Klimt se convirtió en la tercera obra de arte más cara que se ha subastado en Europa.

Bauerngarten –el exuberante cuadro de óleo con un jardín lleno de amapolas, margaritas y otras flores, creado por Gustav Klimt en 1907– fue vendido en 59,3 millones de dólares este miércoles en Londres, durante una subasta de la casa Sotheby en la que se presentaron obras impresionistas, modernas y surrealistas. Esta cifra marcó un récord en las obras de paisaje de este artista que han sido subastadas.

Promocionado por Sotheby como “uno de los mejores trabajos del artista que han aparecido en una subasta”, Bauerngarten perteneció a una colección privada desde 1994. Aunque, en 2016 se exhibió en la exposición de la Real Academia de las Artes en Londres, durante una exposición llamada “Painting the Modern Garden” (Pintando el jardín moderno).

Las únicas obras que fueron vendidas en Londres por más dinero son Walking Man de Alberto Giacometti, que en 2010 se subastó por 104,3 millones de dólares y The Massacre of the Innocents de Peter Paul Rubens, cuya subasta en 2002 ascendió a los 76,7 millones de dólares.

Los otros destacados de la subasta de Sotheby incluyeron la venta de una obra de Pablo Picasso que data de 1944: Planta de Tomate, la pintura de un tomate que crecía desafiante en el alféizar de un apartamento durante la ocupación nazi en París. El trabajo llegó a ser un símbolo de esperanza y resistencia en la guerra.

Después de haber permanecido en una colección privada por cuatro décadas, el cuadro fue vendido por 21,1 millones de dólares, superando el precio tope estimado y marcando un récord en las subastas de pinturas de naturaleza hechas por el artista español.

En el transcurso de la noche se vendieron ocho obras de Picasso para un total de 67,7 millones de dólares. Tres de ellas superaron los 12,3 millones de dólares.

Mientras tanto, Effet de neige à Louveciennes, una escena de invierno creada por Arthur Sisley, se vendió en 9,1 millones de dólares, también marcando un récord en las pinturas de este artista impresionista que han sido subastados.

Las ventas totales registraron 240,8 millones de dólares: un aumento del 108% frente a las ganancias del año pasado, destacando un regreso boyante del mercado global de arte, que tuvo un 2016 muy difícil.

Helena Newman, codirectora global del departamento de Impresionismo y Arte Moderno de Sotheby en Europa, aseguró que los resultados del evento son un nuevo punto de referencia para las ventas en Londres y “una declaración sobre el impulso del mercado mundial de arte en 2017.”