(CNN Español) - Cuba continúa haciendo su transición y apertura al mundo en la era post-Fidel Castro (que falleció en noviembre de 2016), ampliando el acceso a internet para sus ciudadanos, esta vez, llevando el servicio a sus casas.

Desde inicios de este mes Cuba empezó a comercializar el servicio de internet en los hogares ofreciendo una conexión limitada, de muy baja velocidad y con un precio muy alto para los bolsillos de un ciudadano común.

“La novedad es que concluyó la prueba y se está realizando la contratación de servicio a las personas que están en esos lugares [los hogares]”, le dijo desde La Habana a CNN en Español Luis Manuel Díaz Naranjo, director de comunicaciones de ETECSA, la compañía estatal que ofrece el servicio de internet en la isla.

La prueba a la que se refiere Díaz Naranjo, es un proyecto piloto que se llevó a cabo entre diciembre de 2016 y febrero de 2017 en el que se les ofreció el servicio a 2.000 clientes a quienes se les instaló el servicio de manera gratuita, según el diario estatal Granma.

El periodista cubano Abraham Jimenez, director del sitio web independiente de información “El Estornudo” es fotografiado en su casa en La Habana el 17 de octubre de 2017. (Crédito: YAMIL LAGE/AFP/Getty Images)

Cuba cuenta con uno de los niveles más bajos de conectividad en el mundo. El gobierno es el único proveedor autorizado, no hay Internet móvil y el acceso en las casas era, hasta ahora, algo cercano a lo inaudito.

Pero en la isla el acceso a internet se ha vuelto más accesible desde 2014, gracias a los acuerdos hacia la normalización de relaciones con Estados Unidos en diciembre de ese año luego de más de medio siglo de relaciones rotas.

El proyecto piloto de internet en hogares fue “exitoso”, les dijo a periodistas Tania Velázquez Rodríguez, directora de la Dirección Central de Comercial y Mercadotecnia de ETECSA, este 21 de marzo en La Habana; tanto así que el 94% de los encuestados del servicio dijo estar satisfecho con el servicio de internet, informa la Agencia Cubana de Noticias.

Los usuarios que quieran contratar el servicio deberán pagar 19 CUC por el equipo (equivalentes a 19 dólares) y 10 CUC por los trabajos de instalación, reporta ACN.

Un servicio costoso

Sin embargo los usuarios recomendaron a la compañía plantear planes más accequibles, según Velázquez Rodríguez, citada por la agencia estatal de noticias.

Y no es para menos. El internet para hogares tendrá un costo de entre 15 y 70 CUC al mes, una cifra demasiado elevada para un país donde el salario es de unos 20 dólares al mes.

Ese servicio está limitado a solo 30 horas al mes con velocidades de entre 256 kbps hasta 2 MB, según le dijo a este medio el portavoz de ETECSA. (En las pruebas la velocidad inicial de navegación era de 128 kbps).

Es decir que si un cubano contrata el servicio más económico de internet (a 256 kbps) y quiere descargar un archivo de 4GB tardaría un poco más de 37 horas o 4 horas 46 minutos con la velocidad más alta que es de 2MB.

Díaz Naranjo estimó este viernes que hasta el momento unas 850 personas han contratado el servicio; Granma reportó el pasado 20 de marzo que en los primeros 14 días 358 servicios se habían vendido.

“Este año hay disponibilidad para comercializar 38.000 servicios”, dijo el portavoz de ETECSA a CNN en Español.

Abriéndose al internet

Hasta hace un par de años las posibilidades de encontrar señal wifi en Cuba eran tan bajas como tropezar con un McDonald's en la isla.

Pero en julio de 2015 el país caribeño abrió por primera vez en su historia 35 áreas con acceso público a wifi en toda la isla. Hoy en día, ya son 327 puntos en todo el país, según información de ETECSA.

A pesar de todos sus avances en salud y educación, el nivel de conectividad en la isla está entre los más bajos el mundo.

La pobre y anticuada infraestructura de comunicaciones de la isla ha conspirado con la decisión deliberada del gobierno de evitar que la mayoría de los más de 11 millones de ciudadanos de la isla naveguen libremente en la web.

Pero los cubanos creen que la muerte de Fidel Castro —además de los pequeños pasos dados por su hermano y sucesor Raúl Castro para mejorar el flujo de información— liberarán eventualmente a Cuba de su alejada esquina del ciberespacio.

Y aunque el gobierno cubano ha culpado durante mucho tiempo al embargo comercial de Estados Unidos por la escasez de Internet, los críticos del gobierno comunista se quejan de que los funcionarios quieren mantener la tecnología –y el flujo abierto de información– fuera de las manos de sus ciudadanos.

Más acceso

Actualmente 150.000 cubanos tienen acceso diario a internet, comparados con los 75.000 de 2014, según información de la ONG Freedom House, una organización estadounidense que promueve la democracia. Sin embargo, el país caribeño sigue siendo uno de los países menos conectados del hemisferio occidental.

Hasta 2008, la propiedad de computadoras y equipos de DVD estaba prohibida en Cuba. Alrededor del 5% de los hogares de la isla están conectados hoy, según reporta Amnistía Internacional.

- Con información de Ray Sanchez y Patrick Oppman de CNN.