CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Fútbol

Messi no es el único: otros 4 grandes futbolistas sancionados por disputas en la cancha

Por CNN Español

(CNN Español) — La reciente sanción de cuatro partidos que la FIFA le impuso al argentino Lionel Messi por ofender a un árbitro se suma a otras sanciones famosas a jugadores de la élite mundial del fútbol.

Messi, ídolo del Barcelona español, no pudo jugar este martes contra Bolivia en La Paz, y se perderá los partidos contra Uruguay (31 de agosto), Venezuela (5 de septiembre) y Perú (5 de octubre), todos por las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Rusia 2018. Recién reaparecería para el encuentro contra Ecuador (10 de octubre).

Pero Messi, en comparación con otros, la ha sacado barata.

Dura mordida

Luis Suárez y Chiellini en su incidente el Mundial Brasil 2014 (Crédito: Matthias Hangst/Getty Images)

Con Luis Suárez la FIFA no tuvo miramientos tras morder al italiano Giorgio Chiellini el 24 de junio del 2014 durante un partido por la ronda de grupos del Mundial de Brasil 2014. Aunque el delantero charrúa no fue expulsado, sí enfrentó graves medidas.

La primera de ellas fue suspenderlo por nueve partidos oficiales de selecciones. El primero de ellos fue el encuentro por octavos de final contra Colombia, que los uruguayos perdieron por 2-0.

La segunda fue suspenderlo de toda actividad futbolística por cuatro meses. La tercera fue prohibirle la entrada a estadios por la misma cantidad de tiempo.

También le tocaron el bolsillo. Le impusieron una multa 100.000 francos suizos (unos 99.700 dólares).

“No se puede tolerar este tipo de comportamiento en un terreno de juego, especialmente durante la Copa Mundial de la FIFA, cuando millones de personas tienen la vista puesta en los jugadores. La Comisión Disciplinaria ha tenido en cuenta todos los elementos del caso y el grado de culpabilidad de Luis Suárez de acuerdo con lo estipulado en el Código Disciplinario. La decisión ha entrado en vigor en el momento en el que se ha comunicado”, declaró en su momento Claudio Sulser, presidente de la Comisión Disciplinaria de la FIFA.

Suárez cumplió la sanción y reapareció con la celeste con un gol en el 2-2 contra Brasil del 25 de marzo del 2016, válido por la quinta jornada de las eliminatorias a Rusia 2018.

Una patada a la tribuna

Eric Cantona exhibía su gran talento no sólo en la cancha. Tiene una prominente carrera en el campo de la actuación, pero también hubiera podido desempeñarse como karateka o luchador. El 25 de enero de 1995, el talentoso francés decidió desquitarse de un hincha que supuestamente lo había estado increpando durante un partido entre su equipo, el Manchester United, y el Crystal Palace. En el momento de ser expulsado, Cantona comenzó a correr y, con una patada voladora, impactó al hincha. La FA inglesa lo suspendió por nueve meses.

“No me importa ser una especie de persona superior. Sólo quería hacer lo que quería hacer. Si quiero patear a un hincha, lo hago. No soy un modelo a seguir. Creo que entre más ves, más te das cuenta que la vida es un circo”, dijo Cantona después a la prensa.

Concierto de sanciones

La final de la Copa del Rey de 1984 no fue un concierto de fútbol, sino de patadas que terminaron en una gresca. Diego Armando Maradona, por el Barcelona, y Andoni Goikoetxea, por el Athletic de Bilbao, comenzaron los roces hasta que el argentino lesionó brutalmente al español, lo que desató una tángana de proporciones monumentales. La Real Federación Española de Fútbol los sancionó con tres meses a ambos. Sería una especie de despedida para el Pibe de Oro del Barcelona, ya que poco después se iría al Nápóles italiano.

Pepe, el ‘sin cabeza’

El defensor del Real Madrid Képler Laverán Lima Ferreira, más conocido como Pepe, perdió la cabeza el 21 de abril del 2009 cuando, tras cometerle una falta a Javier Casquero, del Getafe, en un partido de liga, le pegó una serie de patadas sin balón, como si estuviera poseído. La expulsión no se hizo esperar. La sanción: diez partidos.