CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Paraguay

¿Golpe parlamentario en Paraguay? Esto fue lo que pasó en el Senado, y las consecuencias que tendría

Por CNN Español

(CNN Español) — Paraguay es el escenario de una maniobra política poco usual que muchos han calificado como un ataque contra el Estado.

Este martes Julio César Velázquez, senador del oficialista Partido Colorado, se autoproclamó presidente del Senado de Paraguay y con el apoyo de 25 senadores aprobó varias modificaciones al reglamento interno de la Cámara Alta para lograr unas medidas que permitirían presentar una enmienda constitucional en Senado para aprobar la reelección presidencial, prohibida en Paraguay.

Según una denuncia presentada por el presidente del Congreso, Roberto Acevedo, y otros 13 senadores esto fue un acto “absolutamente irregular, nulo y sin valor”, además de constituir “delitos de extrema gravedad contra la integridad democrática de la República del Paraguay”, según consignaron en la página web del Senado.

Varias protestas ciudadanas estallaron en Asunción por lo que decenas de manifestantes denunciaron como un atropello a las instituciones.

En medio del convulsionado ambiente político, este miércoles miles de campesinos llegaron capital para su marcha anual para plantear sus reclamos a los gobernantes. Su agenda, que incluye una marcha y actos frente al Congreso, podría sumarse a las protestas de los ciudadanos contra lo sucedido en el Congreso.

¿Qué llevó a estos hechos?

De acuerdo con el documento del Senado, este lunes un grupo de senadores le solicitó una sesión extraordinaria al presidente Acevedo para “tratar modificaciones al reglamento interno”, afirma el Senado. “El señor Presidente del Senado Roberto Acevedo, comunicó que el requisito no estaba cumplido en razón de que no se acompañó el proyecto de resolución”, añade.

El martes los senadores insistieron en su petición y el presidente Acevedo determinó que la sesión extraordinaria se realizaría el 30 de marzo, algo que no aceptaron los senadores. Entonces ocurrió la maniobra. Así lo relata el Senado:

“Siendo aproximadamente las 10:40 (p.m.) de manera repentina e imprevista, el senador Julio César Velázquez Tillería empieza a hablar (SIN QUE HAYA DADO INICIO A SESIÓN ALGUNA), manifestando que se “auto proclama” Presidente. En ese momento, el Senador Eduardo Petta le advierte que no puede hacer eso, ya que estaban presentes tanto el Presidente Roberto Acevedo como el Vicepresidente Primero”, dice el documento.

Según denunció parte de la oposición, el objetivo de la sesión que pedían y de las acciones que han toma es aprobar una enmienda constitucional que permita la reelección presidencial. Los senadores oficialistas que apoyan la reelección del actual mandatario Horacio Cartes, y los que apoyan la del expresidente Fernando Lugo, apoyaron la iniciativa.

El senador opositor Eduardo Petta, vicepresidente primero del Senado, dijo este martes que el cambio de reglamento de la Cámara Alta para lograr la reelección presidencial vía enmienda es nulo porque fue aprobado por un Senado paralelo. Los senadores de varios partidos de oposición y también algunos oficialistas disidentes, anunciaron acciones legales contra los responsables del que calificaron de “golpe parlamentario.”

Frente a los reclamos y advertencias de otros senadores, Velázquez, el autoproclamado presidente, no detuvo su iniciativa y comenzó el proceso de la sesión que impulsaba.

Los senadores que nombraron a su propio presidente dicen que buscan evitar que se postergue el proyecto de enmienda y facilitar el estudio de varias leyes y la aprobación de mociones. Y ya dieron un paso.

Esta suerte de Congreso paralelo logró un primer paso hacia la reelección presidencial, ya que según las modificaciones logradas, si se trata en el Senado la reelección presidencial vía enmienda, ya no se requerirán dos tercios de los votos, es decir, 30, sino una mayoría absoluta de 23 votos.

Desde diciembre de 2016, parte de la oposición ha denunciado los esfuerzos del oficialismo por lograr la reelección del presidente Cartes.

“Es un quiebre constitucional y un golpe a la democracia”, dijo a CNN en Español el senador del Partido Colorado Mario Abdo Benítez en diciembre de 2016 sobre el proyecto de enmienda para permitir la reelección presidencial, impulsado por el presidente Cartes.

Según la Constitución de Paraguay, artículo 229, el presidente y vicepresidente del país son elegidos por un periodo de 5 años improrrogables desde el 15 de agosto después de las elecciones y estipula que no podrán ser reelectos en ningún caso.

Este grupo de la oposición incluso denunció ante la OEA la iniciativa del gobierno y convocó a marchas.

Cartes llegó a la presidencia en 2013, cuando aseguró que no estaba interesado en su propia reelección. La opción del oficialismo es llevar una enmienda en el Congreso que luego sería llevada a referéndum.

¿Golpe parlamentario?

Según el Colegio de Abogados del Paraguay, lo que ocurrió este martes en el Senado es un atropello a las instituciones. El organismo insistió a través de un comunicado, que la Constitución Nacional prohíbe taxativamente tratar la reelección vía enmienda y solo permite hacerlo vía reforma constitucional.

Sin embargo, la actual alianza pro reelección de los seguidores de Cartes y del expresidente Fernando Lugo impulsan la enmienda, porque según los analistas ya no hay tiempo para una reforma constitucional. Las próximas elecciones presidenciales en Paraguay serán en abril de 2018.

La Iglesia católica paraguaya emitió un comunicado en el que expresa preocupación por los que considera procedimientos poco transparentes y objetables para cambiar reglamentos internos en Cámara de Senadores.

Con información de Sanie López