(CNNMoney) - Es una temporada bastante ocupada para los abogados de inmigración. A partir del 3 de abril quienes estén interesados pueden empezar a enviar sus solicitudes para una visa tipo H-1B para el nuevo año fiscal.

La popular visa, amada por la industria de la tecnología, es el camino de extranjeros calificados para trabajar en Estados Unidos.

Esta visa tiene alta demanda: solo el año pasado, el cupo de 85.000 H-1B se alcanzó en menos de una semana luego de que el periodo de aplicación se abriera. Durante ese tiempo se enviaron 236.000 peticiones.

Cuando la demanda excede la oferta, las visas son otorgadas a través de un sistema de lotería.

Y este año hay factores adicionales de estrés: el ambiente político les da menos la bienvenida a los extranjeros y una de las opciones para favorecer el procesamiento fue puesto en espera.

Por un pago adicional de 1.225 dólares, el procesamiento premium garantiza que la petición H-1B sea revisada en un periodo de 15 días (si es seleccionado en la lotería). Según el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés), los procesamientos premium representaron el 59% del total de las peticiones de visas H-1B, en 2016.

Pero en marzo, el USCIS anunció que congelaría temporalmente esa opción en el proceso del 3 de abril.

LEE: EE.UU. suspende expedición inmediata de visas para extranjeros altamente calificados

Las peticiones corrientes de visa (sin hacer el pago adicional) pueden tomar unos 8 meses antes de ser aprobadas, dicen abogados de inmigración. El USCIS espera reducir los tiempos en general de los procesamientos con la detención temporal en cuestión.

“Como cualquier otra función burocrática, [las peticiones de visados] se amontonan cuando hay muchas personas interesadas en presentarlas y solo recursos limitados”, le dijo a CNNTech Robert Sakaniwa, director asociado sénior de la Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración.

El procesamiento premium también es la ruta preferida por las personas que quieren renovar sus visas H-1B o cambiar de empleo.

Quienes tienen visas H-1B pueden trabajar mientras esperan la renovación del documento, pero ese periodo solo dura 240 días, un poco menos de ocho meses. “La gente puede estar en una situación muy arriesgada”, dice Sakaniwa.

El USCIS dice que priorizará las aprobaciones de quienes tengan esa restricción de tiempo, señalando una opción acelerada disponible en una base caso por caso.

Sin embargo, mientras esperan, a los trabajadores extranjeros se les aconseja no viajar fuera de Estados Unidos.

“Tenemos a muchos empleadores que tienen personas con visas H-1B que necesitan viajar en el futuro”, le dijo Chris Wright, de la firma de abogados The Wright, a CNNTech. “Ellos sintieron una tremenda presión por presentar las extensiones antes de que el procesamiento premium fuera puesto en espera”.

La H-1B se ha vuelto altamente debatida, pues estas visas no son otorgadas únicamente a los trabajadores más capacitados. Críticos dicen que muchos abusan del programa y que se utiliza para contratar y explotar mano de obra extranjera.

Grandes firmas contratistas inundan el sistema, acaparando una cantidad desproporcionada de las visas. En respuesta, los abogados de ambas partes están pidiendo, cada vez más, que esta visa sea revisada.