CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Rusia

Patos, protestas y zapatillas: ¿por qué protestan los jóvenes de Rusia?

Por Mary Ilyushina, Tim Lister

Moscú (CNN) — Los miles de rusos que salieron a las calles durante el fin de semana pueden no haber lanzado su furia directamente contra Vladimir Putin, pero el presidente ciertamente tomó nota del mensaje.

Tras las más grandes manifestaciones en años, en las que multitudes de todo el país participaron en manifestaciones contra la corrupción, el Ministerio del Interior ha advertido que utilizará toda la extensión de sus poderes para enfrentar cualquier futura reunión no autorizada.

Los partidarios de la oposición participan en el mitin contra la corrupción en el centro de Moscú.

Pero la advertencia no ha impresionado ni disuadido a una generación más joven de manifestantes que están hartos de un nepotismo desenfrenado, exasperados por la falta de rendición de cuentas y ahogados por la falta de oportunidades que se ofrecen actualmente en Rusia.

Sus agravios se dirigen menos al propio Putin que a un sistema que ha institucionalizado el soborno y acelerado la desigualdad. En cierto modo, recuerdan la frustración de los árabes jóvenes y educados en El Cairo y Túnez en el 2011, pero no está claro si el movimiento anticorrupción de Rusia pueda producir un cambio real.

“Cansado de vivir por debajo de la línea de pobreza”

Policías antidisturbios detienen a un manifestante durante la marcha en Moscú.

En Moscú, donde tuvo lugar la mayor de las protestas, al menos 500 personas fueron detenidas, conducidas hacia vehículos policiales. Las autoridades habían advertido que la manifestación, convocada por el líder de la oposición Alexey Navalny, era ilegal. Un joven geólogo llamado Sergey Pravov estaba entre los arrestados. “Empezamos a cantar el himno nacional”, le aseguró a CNN. Añadió con una sonrisa: “Estábamos llegando a la parte en la que se canta “Slav’sya, Otechestvo nashe svobodnoye” (“¡Gloria a ti, nuestra patria libre!”), cuando fuimos arrestados por la policía y nos metieron al autobús”.

Pravov le dijo a CNN que los jóvenes habían participado porque “están cansados de la impunidad de los funcionarios, sus hijos y familiares que pueden salirse con la suya”.
“Están cansados de vivir debajo de la línea de pobreza mientras que la gente a la que le pagan para gobernar sabiamente está nadando en oro”.

La policía detiene a un manifestante este domingo en Moscú.

Pravov fue finalmente liberado, pero Maksim Malysh no tuvo tanta suerte. Malysh fue acusado de resistirse a un oficial de policía y lo condenaron a diez días de cárcel. El joven de 22 años dice que se encontraba con un amigo en un café, salió a filmar la protesta y fue empujado inmediatamente al suelo. “No me resistí, pero aún así me golpeaban”, dice. “Me dijeron que relajara mi cuerpo, lo hice y me golpearon en la cabeza, metiéndome al autobús”.

Una fotografía de Olga Lozina siendo detenida por agentes policiales se convirtió en viral. Ella le aseguró a CNN que acababa de salir de un McDonald’s en la Plaza Pushkinskaya y ni siquiera estaba participando en la protesta.

Olga Lozina fue arrestada después de interceder por su familia.

Cuando su madre protestó por el arresto de un joven, fue detenida, al igual que la hermana de Olga. Cuando Olga intervino, ella también fue arrestada.
“Estuve en estado de shock”, le afirmó Lozina a CNN. “Caminé hacia ellos y ese fue el momento en que el policía me agarró de la mano”.

Dijo que fue arrestpada y embarcada en un autobús con más de 30 personas, y que no fue liberada de la comisaría hasta las 6:00 am del día siguiente. Tiene una comparecencia el mes próximo por asistir a una protesta ilegal.

Un manifestante con zapatillas colgando de su cuello, que se ha convertido en símbolo de la corrupción.

Aunque Lozina, graduada del Instituto Físico-Técnico de Moscú, no tenía planes de participar en la marcha, dijo que estaba de acuerdo con Navalny, que durante años ha sido una piedra en el zapato Kremlin.

CNN vio a algunos manifestantes llevando patos de hule, y hasta animales vivos, haciendo referencia a una afirmación de que Medvedev tiene una casa de patos hecha a la medida en una de sus lujosas propiedades.

“Todos sabemos que Rusia está corrompida”, dijo. “Alexey Navalny acaba de mostrar los esquemas, el proceso, lo hizo público, le abrió a los ojos del público”.

La corrupción en el foco

El crítico del Kremlin Alexey Navalny tras ser arrestado luego de la marcha de este domingo en Moscú. (Crédito: KIRILL KUDRYAVTSEV/AFP/Getty Images)

Navalny ha hecho de la corrupción el gran asunto en su campaña contra el gobierno, y se ha centrado en el primer ministro, Dmitri Medvedev.
Medvedev ha acumulado un “imperio de corrupción” de lujosas propiedades, yates de lujo y viñedos en toda Rusia, según una investigación de su Fundación Anticorrupción, mostrada en un video de 49 minutos publicado en línea.

El video se ha visto más de 14 millones de veces solo en YouTube. La portavoz de Medvedev, Natalya Timakova, le dijo a la agencia estatal de noticias RIA Novosti: “No tiene sentido comentar los estallidos propagandísticos de una figura de la oposición, que ya ha anunciado que está llevando a cabo una campaña electoral y luchando contra las autoridades”.

Tras ser arrestado este domingo, Navalny dijo que las protestas habían “demostrado que hay un gran número de votantes en Rusia que apoyan a un candidato que habla en contra de la corrupción”.

Oficiales de policía detienen a Navalny durante la marcha en Moscú.

El periodista Mikhail Zygar ve un objetivo tentador en Medvedev para la incipiente oposición rusa. “La mayoría de los menores de 25 años en Rusia cree que tenemos una política exterior genial, pero un pésima política nacional”, escribió Zygar en Facebook. Apoyan las acciones de Putin en el extranjero, dice, pero piensan que Medvedev es incapaz de promulgar las reformas sociales necesarias en su país.

El primer ministro ha sido criticado por parecer ajeno a los problemas. Cuando se reunió el año pasado en Crimea con personas que se quejaban por la inflación y las dificultades, Medvedev respondió: “No hay dinero, pero no se rindan”.

La reacción del Kremlin

El gobierno, si bien no se siente asediado por las últimas demostraciones, ciertamente ha tomado nota. El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, afirmó, sin ofrecer ninguna evidencia, que los organizadores de la protesta le habían dado a los jóvenes incentivos financieros para participar y los habían puesto “en una situación peligrosa y potencialmente mortal”. El viceministro del Interior, Igor Zubov, dio una advertencia más oscura, diciendo que “si hay un aumento en las acciones provocativas en el futuro, el arsenal disponible que podemos usar es mucho más amplio”.

Jóvenes manifestantes se reúnen en el centro de San Petersburgo este 26 de marzo.

Pero algunos políticos rusos han adoptado una línea más conciliadora. Valentina Matviyenko, presidenta de la cámara alta del Parlamento ruso, dijo este miércoles que los representantes del gobierno “deben reunirse con la gente y entender por qué protestan”. “Las autoridades no deben simplemente (fingir) que nada está sucediendo”, aseguró.

Alternativas digitales a los medios estatales

Navalny ha reconocido que, a pesar del inmenso alcance de los medios de comunicación estatales y el sofocamiento de las redes independientes, internet y las redes sociales ofrecen una vía de acceso a los potenciales partidarios. Sitios web como Meduza, cuyo eslogan es “La Rusia Real, Hoy”, han encontrado una audiencia ansiosa por su mirada alternativa sobre los hechos.

Las encuestas de opinión también sugieren una ira persistente contra la corrupción. En la más reciente realizada por el Centro Levada, el 65% describió la corrupción como absolutamente inaceptable. Pocos rusos culpan a Putin: sólo el 17% piensa que la corrupción ha empeorado desde que se convirtió en presidente. Pero muchos dicen que este mal es endémico: el 45% cree que Putin no tendrá éxito en la lucha contra la corrupción, el porcentaje más alto registrado en cinco años.

Sergey Pravov, el joven geólogo, espera que no haya puesto en riesgo su carrera participando en la protesta de este domingo y ser arrestado. Insiste en que no exige ni espera un “cambio de poder inmediato”, pero también dice que Rusia es muy diferente de la Unión Soviética y ve la posibilidad de cambio en las próximas décadas.

Los rusos más jóvenes, asegura, “quieren estar en el futuro, quieren vivir en un país diferente”.