CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Rusia, China y Corea del Norte superan a Donald Trump en este tema

Por John D. Sutter

Nota del editor: John D. Sutter es columnista de CNN Opinión y se concentra en los temas de cambio climático y justicia social.

(CNN) — La Tierra se está calentando. La contaminación está causando ese calentamiento.

Y eso es malo para todos nosotros, especialmente para las futuras generaciones.

Estos son hechos respaldados no solo por el consenso de científicos climáticos del mundo, sino prácticamente por todos los jefes de Estado. Esto, por supuesto, con una notable excepción: Donald Trump.

El presidente de Estados Unidos ha dicho desde hace tiempo que cree que el cambio climático es un fraude, un engaño. Más recientemente, dijo que “realmente nadie sabe” si es real. Y esta semana deshizo varias regulaciones sobre cambio climático que ya estaban establecidas en el país.

LEE: Trump revoca por decreto el legado de Obama sobre cambio climático

De manera razonable, se espera que este cambio de política —que incluye una revisión del Plan de Energías Limpias y la derogación de una ley que prohibe arrendar tierras públicas federales a nuevas minas de carbón— aumente la contaminación y contribuya a un mayor calentamiento. También podría llevar a considerar que Estados Unidos está, de facto, echándose para atrás en los compromisos adquiridos en el Acuerdo de París sobre Cambio Climático en diciembre del 2015, en el que casi todos los países del mundo prometieron reducir la contaminación producida por los combustibles fósiles y limitar el peligroso calentamiento de la tierra.

No está claro si Estados Unidos abandonará por completo el Acuerdo de París sobre Cambio Climático. Hacerlo podría tardar años, dado que el país ya se ha comprometido. Pero el decreto ejecutivo que Trump firmó este martes demuestra que Estados Unidos está solo en lo que respecta a una política sobre cambio climático.

En un momento en que los demás líderes mundiales dicen que la era de los combustibles fósiles debe llegar a su fin, Trump dice lo contrario.

“Mi gobierno le está poniendo fin a la guerra contra el carbón”, dijo Trump en la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés), este martes.

“No podemos darle energía al país con polvo de duendes y esperanza”, dijo el secretario del Interior de Estados Unidos Ryan Zinke.

Para ver cuán lejos ha llegado esta retórica procarbón y aparentemente antienergía limpia, basta mirar algunos pocos comentarios de otros jefes de Estado y funcionarios gubernamentales. Estos comentarios provienen de boletines de noticias, páginas web gubernamentales y otras fuentes oficiales. La mayoría fueron recopilados en un informe de julio del 2016 del grupo ambientalista Sierra Club, que fue actualizado en noviembre, justo antes de las elecciones presidenciales. Ese informe aseguró que Trump se convertiría en el único jefe de Estado que niega la ciencia del cambio climático.

Cuando pienses en esa desconexión entre Trump y el resto del mundo, por favor recuerda que los hechos sobre el cambio climático son claros desde hace varios años: el mundo se está calentando y los humanos son en buena medida responsables de ello, básicamente por quemar combustibles fósiles que emiten a la atmósfera gases que atrapan el calor, y también por talar los bosques, que almacenan el carbono.

No hacer nada será muy costoso e injusto para las generaciones futuras y más pobres, y llevará a sequías más intensas, peores incendios forestales, migración climática, aumento del nivel del mar y, tal vez, una extinción masiva. Pero hay soluciones, desde establecer impuestos sobre el carbono hasta impulsar la investigación sobre energías renovables y desarrollo.

LEE: La tragedia del pueblo construido sobre hielo que desaparecerá muy pronto

La mayoría de los estadounidenses apoyan este tipo de posiciones sobre el clima. Cerca del 70%, por ejemplo, apoyan estrictos límites sobre la contaminación de dióxido de carbono producida por centrales eléctricas de carbón, y el 82% apoya financiar la investigación sobre energías renovables, según encuestas del Programa de Comunicación sobre el Cambio Climático de la Universidad de Yale.

Pero el gobierno federal de Estados Unidos parece no pensar lo mismo.

El problema es que Estados Unidos es el segundo país que más contamina el clima cada año, después de China. Probablemente, sus emisiones se sienten en todo el mundo.

Rusia: ‘Uno de los desafíos más graves’

El cambio climático se ha convertido en uno de los desafíos más graves que la humanidad está enfrentando… causado por el calentamiento global, huracanes, sequías, inundaciones y otras anomalías, es la fuente de perjuicios económicos.

Presidente Vladimir Putin (Fuente: The New York Times, 2015).

Qatar: ‘Es un problema real… que se agrava continuamente’

El fenómeno del cambio climático es uno de los mayores desafíos de esta era. Es un problema real, que existe y se agrava continuamente y que plantea varios problemas complejos en una dimensión económica, ambiental y social, especialmente con respecto a la seguridad alimentaria y el agua, pues el ritmo de desertificación está creciendo en muchos países y el sector agrícola se está deteriorando.

Emir Tamim bin Hamad Al Thani (Fuente: UNFCCC, 2012)

China: ‘Una misión compartida por la humanidad’

Combatir el cambio climático es una misión compartida por la humanidad… Déjennos unir nuestras manos para contribuir al establecimiento de un mecanismo global de cambio climático que sea equitativo y efectivo, para trabajar a un nivel mayor por el desarrollo sostenible global y para lograr nuevas relaciones internacionales que representen una cooperación gana-gana.

Presidente Xi Jinping (Fuente: UNFCCC, 2015).

Arabia Saudita: ‘Altamente vulnerables al cambio climático’

Ser altamente vulnerables al cambio climático y tener acciones y planes para enfrentarlo… el Reino de Arabia Saudita se comprometerá con varias acciones para enfrentar el cambio climático y hacer que su desarrollo sea más sostenible.

Declaración del gobierno saudí al UNFCCC (Fuente: UNFCCC, 2015).

Corea del Norte: ‘Guerra a la deforestación’

(El país) ha declarado la guerra a la deforestación y ha propuesto un proyecto masivo para convertir todas las montañas del país en montañas densamente arboladas… como parte de un esfuerzo nacional para mitigar el cambio climático, al reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Exministro de Asuntos Exteriores Ri Su-yong (Fuente: AFP/The Guardian, 2015)

Maldivas: ‘No podemos hacer esto solos’

En Islas Maldivas creemos que el cambio climático plantea uno de los retos más urgentes de desarrollo y seguridad del siglo XXI. Como una de las naciones insulares más bajas del mundo, nuestro país enfrenta impactos potencialmente devastadores si no se toma inmediatamente una acción climática que sea audaz. Mi gobierno está comprometido en emprender todos los esfuerzos necesarios para fortalecer la resiliencia de las Maldivas ante este fenómeno global, pero no podemos hacer esto solos. Cada nación tiene un papel que cumplir.

Presidente Abdulla Yameen (Fuente: Alianza de los Pequeños Estados Insulares, 2015)

Laos: ‘El rumbo de la historia humana’

A diferencia de la mayoría de calamidades, el calentamiento global no solo afecta el sustento de cada ser en el planeta sino también el rumbo de la historia humana… Al formular políticas que le hagan frente al cambio climático podemos promover la integración de los tres componentes del desarrollo sostenible: desarrollo económico, desarrollo social y protección ambiental.

Primer ministro Thongloun Sisoulith (Fuente: ONU, 2008).

Japón: ‘Problema cada vez más serio para todos los países’

Es importante que actuemos, porque el cambio climático se está convirtiendo en un problema cada vez más serio para todas naciones desarrolladas y en vías de desarrollo, ya estamos viendo a algunos países emergentes emitir más gases de efecto invernadero que países desarrollados. El desafío más fuerte es para los mayores emisores, como China e India, que deben prometer una reducción de emisiones bajo un marco internacional, reconociendo la gravedad que este asunto plantea para ellos mismos.

Primer ministro Shinzo Abe (Fuente: CNN.com, 2015)

Brasil: ‘Una obligación para todos los gobiernos’

El problema del clima es un problema estatal. Es una obligación para todos los gobiernos.

Presidente Michel Temer (Fuente: Presidencia de la República de Brasil, 2016)

Canadá: ‘El cambio climático probará nuestra inteligencia’

El cambio climático probará nuestra inteligencia, nuestra compasión y nuestra voluntad. Pero somos iguales ante ese desafío.

Primer ministro Justin Trudeau (Fuente: Huffington Post/The Canadian Press, 2016).

Gran Bretaña: ‘Seguiremos desempeñando nuestro papel’

Seguiremos desempeñando nuestro papel en el esfuerzo internacional contra el cambio climático. Y en una demostración de nuestro compromiso con el acuerdo alcanzado en París, Gran Bretaña comenzará sus procedimientos internos para activar la ratificación del Acuerdo de París y completar ese proceso antes de que termine el año.

Primera ministra Theresa May (Fuente: Gov.uk, 2016).

Francia: ‘Estamos en un punto de quiebre’

Para resolver la crisis del clima no bastan la buena fe o los acuerdos de intenciones. Estamos en un punto de quiebre.

Presidente François Hollande (Fuente: Reuters, 2015)