(CNN) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que estaría dispuesto a actuar solo para frenar el programa de armas nucleares de Corea del Norte si China fracasa en cambiar la situación. El mandatario afirmo que si Beijing no ayuda a resolverlo, "lo haremos" solos.

"China decidirá si ayudarnos con Corea del Norte o no", dijo Trump en una entrevista publicada el domingo en el Financial Times. "Si lo hacen, será muy bueno para China, y si no lo hacen, no será bueno para nadie".

El gobierno de Trump ha subrayado en repetidas ocasiones su gran preocupación por la amenaza nuclear de Corea del Norte. El secretario de Estado, Rex Tillerson, visitó China el mes pasado para presionar al vecino de Corea del Norte en busca de ayuda para mitigar esta amenaza, y está previsto que Trump reciba al presidente chino, Xi Jinping, esta semana en EE.UU., donde se tiene la intención abordar el tema.

China no respondió a los comentarios de Trump al Financial Times, pero emitió un comunicado diciendo que Tillerson había llamado al diplomático más importante del país, el consejero de Estado Yang Jiechi, sobre la visita de Xi.

Según el comunicado, Yang dijo que la reunión era de "suma importancia en las relaciones entre China y EE.UU.", y era importante para la "promoción de la paz, la estabilidad y la prosperidad... para todo el mundo".

En la campaña electoral y desde que asumió el cargo, Trump ha argumentado que China es responsable de la continua proliferación nuclear en Corea del Norte. Dijo en su entrevista al Financial Times que tenía previsto hablar con Xi sobre esa situación y utilizar el comercio como "incentivo".

Trump dijo en repetidas ocasiones que tomaría medidas agresivas contra China para reducir el déficit comercial de Estados Unidos con el país. Pero si las conversaciones con Xi no producen el resultado deseado por Trump de conseguir que Beijing resuelva el problema nuclear de Corea del Norte, Trump dijo que EE.UU., emprendiera acciones.

"Si China no va a resolver lo de Corea del Norte, lo haremos nosotros", dijo Trump al Financial Times.

Preguntado si creía que EE.UU. podría resolver el problema sin China, Trump dijo: "Totalmente".

Estados Unidos sostiene que China no ha hecho lo suficiente para aplicar presión financiera dado que Beijing es el único aliado real de Corea del Norte y representa el 70% del comercio del país.

China ha dicho en repetidas ocasiones que su influencia sobre Corea del Norte ha sido exagerada, y que EE.UU. y Corea del Sur deben dejar de generar antagonismo con sus ejercicios militares anuales.

Miles de tropas de Estados Unidos y Corea del Sur están actualmente involucradas en los ejercicios anuales conjuntos que terminan el 30 de abril.

Beijing ha propuesto un enfoque de "doble parada": la suspensión del programa nuclear de Corea del Norte y la cancelación de los ejercicios militares conjuntos de EE.UU. y Corea del Sur.

Estados Unidos ya ha desestimado el plan. En una sesión informativa, el 9 de marzo, Mark Toner, vocero del Departamento de Estado, dijo: "No hay equivalencia entre los misiles ilegales y actividades nucleares de Corea del Norte y lo que son nuestros lícitos y de larga data ejercicios de seguridad conjuntos con nuestros aliados en la región".

El lunes, EE.UU., Corea del Sur y Japón anunciaron una nueva ronda de ejercicios del 3 al 5 de abril. El portavoz del Ministerio de Defensa de Corea del Sur, Moon Sang-Gyun, dijo que los ejercicios fueron planeados "para mostrar una voluntad firme de contrarrestar las amenazas nucleares y de misiles de Corea del Norte ya que Corea del Norte ha estado mejorando constantemente sus capacidades de misiles balísticos lanzados desde plataformas submarinas".

En las últimas semanas, Corea del Norte ha puesto a prueba motores que según los analistas podrían ser utilizados para alimentar armas de largo alcance.

En septiembre pasado, Pyongyang afirmó haber probado una cabeza nuclear.

Hablando en Corea del Sur el mes pasado, Tillerson advirtió que EE.UU. consideraban la opción de una acción militar con respecto a Corea del Norte.