(CNN Español) - Al menos cuatro personas resultaron heridas en la madrugada del sábado en la ciudad de Río Gallegos, en el sur de Argentina, según relata la agencia oficial Télam, cuando la policía de la provincia de Santa Cruz reprimió una manifestación en la que un grupo de personas intentó ingresar a la residencia oficial de la gobernadora Alicia Kirchner en reclamo del pago de haberes adeudados, luego de difundirse que la expresidenta Cristina Fernández podría estar en el lugar.

La provincia de Santa Cruz es el terruño de los Kirchner. Actualmente es gobernada por la cuñada de la exmandataria y hermana del fallecido ex presidente Néstor Kirchner, quien antes de llegar a la presidencia en 2003, gobernó la provincia durante 12 años

Santa Cruz atraviesa una grave crisis financiera y adeuda sueldos de empleados estatales, motivo de varias protestas en las últimas semanas. En ese marco, al difundirse por redes sociales una supuesta reunión entre la gobernadora y Fernández de Kirchner, un grupo de manifestantes se congregó frente a la residencia de la gobernadora.

Según Télam, la protesta se inició el viernes pasadas las 21:00 horas, cuando entre los sectores en conflicto por reclamos salariales y el pago de los haberes de marzo circuló en las redes sociales que la ex presidenta Cristina Fernández había ingresado al lugar.

Télam dice que la presencia de la gobernadora y la expresidenta en la residencia oficial no pudo ser confirmada, pero sí informa de que, según fuentes oficiales, el Ministerio de Seguridad, responsable de la seguridad de la expresidenta, movilizó fuerzas de seguridad -Gendarmería y Policía Federal – desde el interior de Santa Cruz hacia la capital provincial.

Si bien la exmandataria no ha hablado todavía, la cuenta de Twitter "Casa Rosada 2003-2015", manejada por el entorno de la expresidenta, publicó de madrugada que: "Dentro de la casa a la que quisieron entrar rompiendo el picaporte estaban Alicia, CFK, su nieta de 18 meses y 2 trabajadoras".

CNN está tratando de comunicarse con el equipo de la expresidenta.

Los manifestantes pegaron carteles en los portones de la residencia, además de encender fuego en la calle y entonar cánticos de protesta.

Alrededor de las 23:00 horas comenzaron los momentos de tensión, cuando se hicieron presentes efectivos de Infantería y Bomberos, que reprimieron con balas de goma y gases lacrimógenos, según reportaron distintos periodistas en el lugar.

En Twitter, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, calificó este sábado de muy grave el incidente.

La expresidenta Cristina Fernández también acudió a la red social, donde compartió un artículo sobre el incidente.

Una situación similar se produjo hace 18 días. En ese momento, la gobernadora Kirchner permaneció en la Casa de Gobierno hasta la madrugada, luego de que manifestantes bloquearan la puerta del edificio durante varias horas reclamando el pago de los sueldos de febrero.

En aquella oportunidad, la gobernadora había explicado horas antes, en rueda de prensa, que la provincia está "quebrada" y que necesita una refinanciación de la deuda provincial por parte del gobierno nacional para hacer frente al pago de los sueldos.