(CNN) - Durante los últimos 30 años Chris Buck ha fotografiado a algunas de las personas más famosas del mundo: políticos, músicos, y actores de primera categoría.

Cada foto tiene una historia y Buck comparte muchas de ellas en su libro de retrospectiva llamado Uneasy.

El título del libro de Buck refleja las ansiedades personales del fotógrafo, dice él, y usualmente trata de traer ese malestar al escenario.

“Sin realmente intentarlo, desarrollé un estilo sobre ese tipo de incomodidades”, dice él. “Y muy pronto estaba poniendo esto en mis sujetos y los hacía vivir con mi ansiedad”.

¿El resultado? Diversión y retratos impredecibles que llaman tu atención en un paisaje lleno de medios.

Buck llega a tomar esas fotos con cerca de media docenas de ideas preparadas: sobre el medio ambiente, la iluminación, los accesorios y las poses.

“Y entonces sólo podríamos hacer tres de ellas”, dice él. “Y de esas tres, tal vez solo una funcione bien”.

Siempre ayuda tener un sujeto dispuesto como Seth MacFarlane con un traje de astronauta.

“Cuando estás fotografiando a alguien que está en el ojo público, siempre tienen algo que están promoviendo”, dice Buck. “Y si puedes enganchar las ideas, incluso tangencialmente, a lo que están promoviendo, es más probable que ellos lo hagan”.

En este caso, MacFarlane estaba promoviendo la serie documental Cosmos en 2014. Él era el productor ejecutivo del show.

“No teníamos el presupuesto para contratar un estilista, así que yo no solo estaba haciendo el trabajo de recoger y llevar, sino que también estaba vistiendo a MacFarlane”, dice Buck en su libro. “Me anticipé a uno o dos momentos raros cuando me acerqué a una de las personas más ricas en el mundo del entretenimiento con un disfraz mal ajustado, pero la tensión real creció cuando la casa de alquiler me dijo que tardaría 20 minutos ponerse el traje”.

Al final, dice Buck, MacFarlane se sentía bien con el traje espacial y con todo el trabajo que implicó. Y al final todo valió la pena.

“Realmente quiero una foto que sea un poco sorpresiva y encantadora para la gente”, dice Buck. “Al mismo tiempo, si me puedo meter en algo que sea un poco sicológico o intrigante que pueda ir un poco más profundo, entonces estaría complacido si eso ocurriera también”.

Las siguientes anécdotas en primera persona vienen del libro de Buck.

Jimmy Fallon

"Donde sea posible, trato de sacar ideas fotográficas desde la vida del sujeto. Jimmy y su esposa habían tenido recientemente una hija, así que pensé que sería divertido tenerlo a él sosteniendo a su bebé. Por coincidencia, una pareja de amigos acababan de tener su segundo hijo y era una niña”.

“El equipo de relaciones públicas de Jimmy aceptó este arreglo de antemano pero estábamos un poco extrañados con esta bebé en el set (ella tenía siete meses de nacida, un poco más grande que la hija de Jimmy). Yo estaba emocionado de hacer esta toma, pero el equipo de relaciones públicas de Jimmy sugirió que hiciéramos otras cosas antes, ya que un 'accidente’ podría terminar con la toma muy rápido. Eso sonaba razonable, así que hicimos algunas tomas sin el bebé primero. Fueron buenas, pero no magníficas, así que hicimos traer a la bebé".

“La mamá de la bebé le quitó la ropa, luego el pañal, y se la pasó a Jimmy. Su gente parecía estar sorprendida de que la bebé estuviera desnuda, pero ¿no era ello por lo que querían que esperáramos? Jimmy estaba claramente nervioso sobre cargar al bebé de alguien más, pero el nerviosismo rápidamente se volvió pánico pues el bebé casi inmediatamente se orinó en su camiseta y bajó por sus pantalones. Él hizo un gesto de regresarla, pero lo paré y le lancé una sonrisa. Duró otras cuatro tomas y luego insistió en devolver la bebé”.

Mickey Rourke

“Luego de analizar a Mickey Rourke en la preparación para la toma, juré que no podría fotografiarlo sin su pequeño perrito. Parecía que era todo lo que había visto de él y francamente, era muy tierno para mi gusto. Entonces caminó con el perro dentro de su camisa de mangas largas y su cabeza se asomó. ‘Ok, me rindo’”.

Ice-T

“Me acerqué a Ice-T mientras salía de una prueba de sonido. Sabía que sólo tenía un momento para hacer que algo pasara, y cuando vi su collar de pistola, le pregunté si podía posar con esa cadena apretada en sus dientes. Tomé tres fotos y luego le agradecí por el retrato”.

Steve Carell

“Cuando se planea una sesión con un comediante, es normal para nosotros tener una conversación detallada sobre conceptos: esto ocurre con sus publicistas, pero también con los propios sujetos".

"Steve Carell era un profesional y era muy fácil trabajar con él, pero me pareció que estaba en un nivel más alto de sofisticación que la mayoría. Incluso cuando discute ideas tontas y ridículas, él lo hace con un intelecto casi seco, pensando cuidadosamente en el significado de la broma antes de aceptarla".

“Pero a mí siempre me gusta hacer tomas que sean más silenciosas y menos conceptuales. Este es un buen ejemplo de ello: lo tenía en este medio espacio al aire libre conectado al estudio. Le pedí que se acostara y apoyara la cabeza sobre la mesa.

“Curiosamente cuando la gente abre esta foto en mi portafolio, usualmente se ríen y creo que es porque cuando las personas ven a un comediante, reaccionan visceralmente, como si fuera una reserva de humor de su anterior trabajo”.

Philip Seymour Hoffman

“Haciendo unas diligencias en una mañana de primavera terminé en un puesto de perros calientes. …Un minuto después puse mi pedido en el mostrador y Philip Seymour Hoffman llegó. El lugar estaba casi vacío, así que fui y saludé. Habíamos hecho tres sesiones juntos, así que me reconoció instantáneamente y fue amistoso, casi discreto.

“Nos sentamos y comimos. Él tenía una hamburguesa de queso y yo tenía dos hotdogs envueltos en tocino con salsa picante".

“Durante nuestra conversación lo felicité por su premio Oscar a Mejor actor por la película ‘Capote’ que había recibido solo días antes. Le dije que ahora no podía ir y hacer películas estúpidas de gran presupuesto (un paso falso en común hecho por algunos ganadores). Él masticó su sándwich por un par de segundos y luego me dijo que su próxima película era Misión Imposible III”.

Lena Dunham

“Lena Dunham llegó rápidamente a nuestra sesión de fotos Guardian Weekend en el estudio en Brooklyn, y anunció que necesitaría ropa interior. A medida que avanzábamos con las fotografías que podíamos hacer sin ropa interior, habían algunas preguntas sin respuestas: ¿Llegaría la ropa interior? ¿Cuándo llegaría? ¿Cómo podría alterar el rodaje?

Aunque ella tenía una reputación en los medios de auto implicarse, sería difícil imaginársela siendo más graciosa. Por ejemplo, felicitando a la gente, haciéndoles preguntas: las celebridades no son usualmente así de amables.

Ella también fue muy generosa donde realmente importaba: con la fotografía. Su aceptación genuina de todo lo creativo y extraño hicieron que trabajar con ella fuera el sueño de un fotógrafo: era juguetona, sucia y rara, todo lo que busco en un colaborador”.

Donald Trump

"Tuve una sesión de fotografía con Donald Trump antes, y aunque parecí distraído, fue operativo y fácil de lidiar.

"En esta oportunidad se trataba de una foto conceptual que requería personas adicionales en la foto, así que recluté a algunos de mis amigos y de los amigos de mi esposa para que fueran nuestros extras.

“Ahora, con una audiencia, Trump se reavivó; era encantador y divertido. Directo y un poco mandón para estar seguro, pero siempre de una manera relajada y amigable. De hecho, había una dinámica perfecta: él tenía una audiencia con la cual jugar, pero ellos eran mi gente, así que tanto él como mis hombres se reían.

“Una vez terminamos la sesión, le di como regalo un cuadro de 27×35 centímetros de nuestra sesión anterior. Él dijo: ¿Qué es esto?. Y yo le dije que le estaba dando un cuadro como regalo para conseguir una sesión extra. El se encogió de hombros y me dijo ‘ok’ y así fue como obtuve la fotografía que aparece en este libro”.

Billy Joel

"Había visto este aviso mientras escogía un sofá en una casa de utilería para otro trabajo hacía unos seis meses. Había garabateado signo de aplauso en mi cuaderno.

“Me habían dicho que tenía que fotografiar a Billy Joel durante media hora en un hotel. En un capricho renté el signo camino a la sesión.

“Todo ocurrió en la suite del hotel. El reportero lo entrevistó en el área de la sala, mientras nos alistábamos en la habitación. Mientras tanto, tiramos de las cortinas, la mayoría cerradas, y conectamos el aviso, y luego disparamos unas cuantas polaroids para encontrar el balance correcto de luz”.

Eminem

“Especialmente con el hip-hop, la manera como la gente tiende a posar es muy predecible. Y yo quería algo que fuera diferente a eso. Quería hacer algo que fuera sorprendente.

“Básicamente le dije a Eminem ‘quiero que metas tu cabeza en el tanque de los peces’ y él dijo como ‘ok, ¿te refieres a esto?’. Lo más chistoso fue que él puso su granito de arena y pidió que pusiéramos una botella de tequila en la toma. Si miras en el tanque de peces, puedes verla”.

Steve Martin

“La editora de fotografía de la revista Premiere, Linda Liang, vino y me dio la idea de hacer un homenaje al retrato de Picasso de Robert Doisneau de 1952. Ella dijo: ‘Estaba en clase de yoga y vi a través de mis manos. Y pensé: ¡manos de pan!”.

“En el original, Picasso estaba usando la camiseta clásica de franjas horizontales y obviamente no iba a vestir a Steve Martin así. Yo quería que Steve Martin luciera como Steve Martin. En algún momento con un homenaje, es mejor tirar la referencia de la fotografía, se supone que sea una fotografía independiente. Si reconoces la referencia, es genial; si no, aún sería una imagen curiosa”.

Tina Fey

“Creo que yo sabía que Tina Fey tenía una cicatriz en su cara antes de conocerla, pero no había pensado qué tan prominente era. Yo era un total fanático de ella como presentadora de Saturday Night Live. Inteligente, afilada, divertida y muy linda con esas gafas de montura negra. Yo creía que la cicatriz era atractiva y sexy, así que quise que la mostrara en la fotografía.

“Mientras mi asistente estaba organizando la luz, Tina estaba terminando su maquillaje, así que fui a intercambiar algunas palabras con ella, como típicamente lo hago. Luego de un par de minutos no pude resistirme a preguntarle sobre la cicatriz. Ella me dijo cómo, cuando era una niña, fue a abrir la puerta de su casa y un extraño le cortó la cara con un cuchillo. No podría decir si ella estaba siendo graciosa o tratando de dejarme en shock. Ella no se río ni me sonrió después de ello”.

Steve-O

“Mientras nos preparábamos para la sesión con los Jackass’ boys, su publicista me aconsejó cómo acercarme a ellos. Dijo que ellos no harían nada a menos que pensaran que era su idea. Así que cuando llegaron al set, dije que deberíamos traer algunas luces del cuatro de julio. Después mordieron el anzuelo, burlándose y diciendo “no, a menos que los peguemos a nuestros traseros”.

“La foto que mostramos aquí es de hecho una Polaroid. Encendimos las luces y Steve inmediatamente apartó su ropa interior porque podría oler cómo se estaba quemando. Disparamos una serie de rollos y, cuando estaba todo hecho, espontáneamente me acerqué a él y le dije ‘¡Steve-O, eres genial!’

"Él sonrió y señaló su espalda, donde tenía esa frase tatuada”.